Senado aprueba incorporar la figura de “trabajador social” y garantizar el acceso a la educación a personas con capacidades diferentes

Por unanimidad, las bancadas del Senado aprobaron, por 100 votos, las reformas a seis artículos de la Ley General de Educación que incorporan la figura del trabajador social como coadyuvante en la educación básica y media superior, fortalecen esta profesión y promueven su intervención en problemas que aquejen a la infancia y juventud en las escuelas mexicanas.

La legisladora de Morena, Antares Vázquez Alatorre, presidenta de la Comisión de Educación, afirmó que los trabajadores sociales pueden diseñar estrategias de intervención para retomar los fines colectivos de la educación y la convivencia humana, así como generar aprecio a la dignidad humana, la igualdad y la fraternidad entre los estudiantes.

Por otra parte, también por unanimidad, el Senado aprobó el dictamen para garantizar el acceso a las personas con discapacidad a una educación inclusiva, bajo los principios de respeto, equidad, no discriminación, igualdad sustantiva y perspectiva de género.

La misma senadora, Vázquez Alatorre, subrayó que este dictamen busca eliminar la exclusión en el sistema educativo e impulsar la mayor participación de este sector de la sociedad.

La senadora del PAN, Guadalupe Saldaña Cisneros, destacó la importancia de incorporar la figura de asistente educativo para facilitar el trabajo de los maestros que atienden a personas con discapacidad.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, expresó que “tenemos que dejar de ver a las personas con discapacidad como individuos sin derechos y dejar de tratarlos como si fueran invisibles para las instituciones”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.