EE.UU. aplica restricciones para la obtención de asilo y agrava la crisis humanitaria en frontera con México

El día de ayer, Médicos sin Fronteras (MSF) lanzó un comunicado de prensa en el que expresaron su preocupación por los nuevos cambios de la administración de los Estados Unidos (EE.UU.). Entre estos, “se busca limitar la concesión de asilo a la población centroamericana que huye de la violencia en sus países”, enunciaron. Asimismo, señalaron que la lentitud con la que se realizan los procesos para las solicitudes en los pasos fronterizos, es como si construyeran “un muro administrativo”, con el que vulneran a la población migrante y la exponen a circunstancias de alto riesgo.

Por su parte, esta organización, MSF, ofrece su ayuda humanitaria a las personas centroamericanas que escapan de sus hogares para encontrar mejores condiciones de vida. Igualmente, destacaron que muchos de ellos han sido testigos de la muerte de miembros de su familia o han sobrevivido a episodios de extrema violencia.

Sergio Martín, coordinador general de MSF, mencionó que muchos de los pacientes en estas condiciones, que, de hecho, ya atienden, les comunican que “evitan ahora cruzar la frontera”, porque “tienen miedo de, que una vez en EE.UU. no puedan tramitar su solicitud de asilo, acaben deportados a sus países donde su vida está en riesgo”.

Desde hace años, las personas centroamericanas que cruzan por México y se dirigen al norte, huyen de la violencia, extorsión y reclutamiento forzado por parte de las organizaciones criminales y las maras que operan en Honduras, El Salvador y Guatemala.  Las condiciones en las que migran de sus países son precarias y siempre están expuestos a peligros como secuestros, violencia sexual, trata de personas, tortura y extorsiones por parte de organizaciones criminales que controlan sus rutas de paso.

De acuerdo con la base de datos de MSF, “el 68 por ciento de la población migrante atendida en sus proyectos ha sufrido algún tipo de violencia en su paso por México y un tercio de las mujeres han sufrido abuso sexual.” “Estamos hablando de población que necesita desesperadamente obtener medidas efectivas de protección y asilo”, añade Martín. “Muchos de ellos están en riesgo tanto en sus países de origen como en México. Forzarles a quedarse en México es inhumano además de ilegal”, sentencia el coordinador general de MSF.

Debido al temor de perder la oportunidad de asilo en los EE.UU., muchas personas se ven obligadas a quedarse en México en condiciones precarias y expuestos a muchos riesgos. Por lo que, MSF dentro de sus servicios, ofrecen atención médica y psicológica para esta población.

De tal modo que, el coordinador general de MSF, Sergio Martín, reitera en que es de suma importancia “que los gobiernos implicados encuentren una solución a esta crisis humanitaria en la región. Deben asegurarse unos niveles de protección, asistencia y respuesta humanitaria adecuada que contribuya a aliviar el sufrimiento a consecuencia de la violencia padecida por la población centroamericana tanto en sus países de origen, como en su tránsito por México”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.