Jim Mattis, jefe del Pentágono, dejará su cargo en febrero

El jefe del Pentágono del gobierno de Trump, Jim Mattis, moteado el Perro furioso, comunicó el jueves que dejará su cargo como el jefe del Pentágono — la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos—en febrero próximo.

Mattis, quien en más de una ocasión no dudó en expresar sus diferencias con el presidente de Estados Unidos, realizó el anuncio apenas un día después de que se comunicó el repliegue de las tropas estadounidenses en Siria.

Donald Trump ratificó la noticia en su Twitter. “El general Jim Mattis se retirará, con distinción, a fines de febrero, después de haber servido a mi Administración como Secretario de Defensa durante los últimos dos años. Durante el mandato de Jim, se han realizado enormes progresos, especialmente con respecto a la compra de nuevos equipos de combate. El general Mattis fue de gran ayuda para que los aliados y otros países paguen su parte de las obligaciones militares. Un nuevo Secretario de Defensa será nombrado en breve. ¡Muchísimas gracias a Jim por su servicio!, escribió Trump.

En su carta de renuncia, Mattis señala que el presidente necesita un responsable de Defensa “con puntos de vista más cercanos a los suyos”. “En tanto que EE.UU. permanece como la nación indispensable en el mundo libre, no podemos proteger nuestros intereses o servir ese papel de manera efectiva sin mantener alianzas fuertes y mostrar respeto a esos aliados”, agregó.

Coronel retirado del ejército, con 68 años de los cuales 40 dedicó a la actividad militar, Mattis recibió el mote de Perro furioso por lo agresivo que era en el campo de batalla. De acuerdo a los analistas, decidió su salida a luego del repliegue de las tropas estadounidenses en medio oriente, ya que él consideraba que sacarlas del país dejaría “un vacío que puede ser aprovechado por el régimen de el presidente sirio, Bachar o  sus apoyos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.