Autoridades de EE.UU. anuncian cambios en CBP tras la muerte de dos niños guatemaltecos

A principios de diciembre, Jakelin Amei Rosmery Caal Maquín, una niña migrante  de siete años oriunda de Guatemala, falleció mientras se encontraba detenida por la policía fronteriza de Estados Unidos. Luego, la madrugada del 24 de diciembre, el niño guatemalteco Félix Alonzo Gómez falleció a sus ocho años mientras se encontraba también bajo el resguardo de La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de Estados Unidos.

Los fallecimientos de ambos infantes han generado reacciones de repudio en América Latina. La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) exigió el lunes 24 de diciembre la destitución de la secretaria de Seguridad Interna de EE.UU., Kirstjen Nielsen.

“La Patrulla Fronteriza es por mucho la peor agencia de criminales en serie del DHS (Departamento de Seguridad Interna) y ni siquiera pretende que se preocupe por el bienestar y la vida de los migrantes a su cuidado”, señaló Angélica Salas, directiva de la organización.

Para evitar que hechos como estos ocurran de nuevo, la CBP anunció que realizará cambios en sus protocolos de atención a migrantes menores de edad.  Señalaron que a partir de ahora realizarán más de un chequeo médico a los menores detenidos, con especial énfasis en los que tienen menos de diez años.

“La medida significa que se efectuará un segundo chequeo médico a los niños bajo el cuidado de la agencia, incluidos los menores no acompañados y los que llegan como parte de una unidad familiar, dijo Kevin McAleenan, comisionado de la CBP. Agregó que están revisando “cómo mejorar” la capacidad de atención en los centros de detención.

Asimismo, detalló que solicitarán el apoyo médico de otras instituciones, como del Departamento de Salud y Servicios Humanos,  el Departamento de Defensa y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Mediante un comunicado, la CBP detalló que el menor fue detenido luego de que cruzó la frontera con su padre cerca de las 13:00 horas del 18 de diciembre, en El Paso, Texas, desde donde fueron transportados a un centro de detención ubicado el Puerto de Entrada Norte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.