Bolsonaro arremete contra las personas indígenas y la comunidad LGBT

Tras dos días en el cargo como presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Messias Bolsonaro tomó sus primeras decisiones: traspasó la administración de las tierras indígenas al Ministerio de Agricultura y excluyó a la comunidad LGBT de las prerrogativas del recién inaugurado Ministerio de la Mujer, de la Familia y los Derechos Humanos.

De acuerdo con una publicación que realizó en Twitter, como lo haría su homólogo Donald Trump, Bolsonaro explicó que tomó la decisión sobre los pueblos originarios de Brasil porque “más del 15 por ciento del territorio nacional es reconocido como tierra indígena, y menos de un millón de personas viven en esos lugares”. La orden ejecutiva podría ser aprobada por el Congreso de Brasil en un plazo de 60 días.

“Más del 15% del territorio nacional es demarcado como tierra indígena y quilombolas. Menos de un millón de personas viven en estos lugares aislados de Brasil,  de verdad explotados y manipulados por ONGs. Vamos juntos a integrar estos ciudadanos y valorar a todos los brasileños”, escribió.

En este sentido, Bolsonaro señaló que a partir de ahora las organizaciones internacionales y no gubernamentales serán vigiladas directamente por la Secretaría de Gobierno, que reportará sus actividades a la Presidencia. Además, el político de ultraderecha ha mantenido una tendencia de rechazo sobre las problemáticas medioambientales. Tal como lo hizo el gobierno de Estados Unidos cuando Trump recién llegó al poder, Bolsonaro ha planteado sus intenciones de retirar a Brasil del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La decisión sobre trasladar la administración de las tierras indígenas (cuestión de la que antes se encargaba la Fundación Nacional del Indio [Funai])  desató críticas por parte de organizaciones y activistas. Sônia Guajajara, una líder indígena que en las elecciones pasadas de Brasil contendió a la vicepresidencia con el candidato Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (Psol), escribió en Twitter: “La destitución ya ha comenzado, la Funai ya no es responsable de la identificación, delimitación, demarcación y registro de Tierras Indígenas, salió hoy en el Diario Oficial de la Unión. ¿Alguien todavía tiene dudas de las promesas de exclusión de la campaña?”

Asimismo, la organización Greenpeace dijo en un comunicado que es “extremadamente preocupante una decisión que pone en riesgo los derechos originales de los pueblos y el futuro de las florestas”, que son las zonas naturales protegidas más importantes del país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.