Convoca AMLO a no “caer en pánico” ante desbasto; afectó a Ciudad de México un accidente del ducto Tuxpan-Azcaptozalco

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, admitió que existe un problema de desabasto en algunas gasolineras de la Ciudad de México debido a una “falla” o “accidente” en el ducto que va de la refinería de Tuxpan a Azcapotzalco, en un tramo de Hidalgo, e hizo un llamado a la serenidad y a la paciencia de los ciudadanos.

Sobre lo ocurrido en el accidente, “es una toma clandestina, no sabemos si fue intencional, pero fue una fuga en el ducto y esto significa reparación y cuidado”.

López Obrador subrayó que hay gasolina suficiente para abastecer todo el país e, incluso, informó que el día de ayer “sólo se robaron el equivalente a 27 pipas de gasolina, después de que se robaron más de mil” en las administraciones pasadas.

El presidente de la República hizo un llamado a los transportistas para que ayuden a este nuevo sistema de distribución de gasolina y también expresó su beneplácito por el desplegado de respaldo del sindicato de trabajadores petroleros que se “solidariza” con el plan contra el huachicoleo.

Al ser cuestionado sobre el dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, López Obrador indicó que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha tenido comunicación con él.

Insistente, López Obrador hizo un llamado a la serenidad, prudencia, tranquilidad, “sin caer en pánico ni hacer caso a información alarmista o tendenciosa” para entender que este proceso será temporal, en tanto se ataca el robo de combustible vía los ductos.

“Sería fácil abrir ductos y decir se normalizó ya la situación pero mantener a sabiendas el robo, es decir, aceptar y tolerar el robo, eso no lo vamos a hacer, vamos a resistir a todas las presiones que sean”, sentenció en la conferencia de prensa desde el Palacio Nacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.