Luego de una investigación del NYT, Trump arremete contra el FBI en Twitter

Ayer, viernes 11 de enero, The New York Times publicó un reportaje en el que difundió que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) abrió una carpeta de investigación contra Donald Trump pocos días después de que despidió al entonces director, James Comey.

Con base en una serie de testimonios anónimos de exfuncionarios del Gobierno Federal, el Times señala que la agencia investigó a Trump por tener presuntos vínculos con Rusia, ya que a raíz del despido consideraron tener razones “para preocuparse por el comportamiento del presidente, la seguridad de Estados Unidos” y de que el despido de Comey se tratara en realidad de una “obstrucción a la justicia”.

Finalmente, dilucidaron que hacían falta más elementos sólidos para poder investigar al presidente. “Postergaron la decisión de iniciar la investigación hasta que hubieran aprendido más, según personas familiarizadas con su pensamiento”, menciona el reportaje.

Trump respondió a la investigación desde su cuenta de Twitter. Desacreditó, como lo ha hecho a lo largo de su mandato, la veracidad de The New York Times, uno de los medios más consagrados en Estados Unidos.

“Wow, acabo de enterarme en el fracasado The New York Times que los ex líderes corruptos del FBI, casi todos despedidos o forzados a abandonar la agencia por muy malas razones, abrieron una investigación sobre mí, sin razón y sin pruebas, después de  que despedí a James Comey, ¡una sordidez total!”, escribió el mandatario.

En un segundo tuit, aseguró que el FBI se encontraba “en una agitación total” bajo el liderazgo de Comey y por la forma en la que manejó el desastre de Clinton. “El FBI estaba en una agitación total (ver NY Post) debido al liderazgo deficiente de Comey y la forma en que manejó el desastre de Clinton (sin mencionar su usurpación de poderes del Departamento de Justicia). Mi despedida de James Comey fue un gran día para Estados Unidos. Era un policía torcido que está totalmente protegido por su mejor amigo, Bob Mueller, y los 13 Demócratas enojados”, agregó.

En un tercer y último tuit, el mandatario finalizó la rethaíla de críticas asegurando que él ha sido más duro con Rusia que Obama, Clinton o “cualquier otro presidente”.

“He sido MUCHO más duro con Rusia que Obama, Bush o Clinton. Tal vez más duro que cualquier otro presidente. Al mismo tiempo, y como he dicho a menudo, llevarse bien con Rusia es algo bueno, no algo malo. ¡Espero que algún día volvamos a tener buenas relaciones con Rusia!”, escribió.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.