Alejandro Gertz Manero, el desafío tras una Procuraduría desmantelada (2da parte)

Reportaje publicado en revista Proceso No. 2203

Revive con López Obrador.

La carrera política de Gertz Manero se suspendió cuando apareció en 2009 en la lista de diputados plurinominales de Convergencia, partido liderado por el exgobernador veracruzano, Dante Delgado, quien siempre hizo alianza electoral con el PRD y con Andrés Manuel López Obrador para mantener el registro.

Dejó la diputación Federal en 2012 y se desmarcó cuando Convergencia se convirtió en Movimiento Ciudadano y decidió integrarse al frente opositor que apoyó la candidatura presidencial de 2018 del panista Ricardo Anaya.

López Obrador ya había mencionado en 2006 a Gertz Manero como posible secretario de Seguridad Pública si ganaba la presidencia de la República en su primera campaña. Doce años después, a instancias de Alfonso Durazo, ex secretario particular y vocero de Vicente Fox, Gertz Manero se incorporó al equipo de López Obrador en la campaña de 2018.

Para sorpresa de muchos observadores, Gertz Manero no se quedó como asesor o titular de Seguridad Pública sino como encargado de despacho de la PGR en diciembre de 2018, al tomar posesión López Obrador. Y desde ese momento ha ocupado un lugar central en la estrategia de combate a la delincuencia y, en especial, contra el robo de combustibles, tras el plan lanzado el pasado 27 de diciembre.

Prácticamente todos daban por un hecho que la bancada mayoritaria de Morena en el Senado apoyaría al exprocurador capitalino Bernardo Bátiz como primer Fiscal General y no al nieto del empresario alemán y cónsul honorario del imperio austro-húngaro, Cornelius Gertz.

Sin embargo, en el tramo final de la elección del Fiscal General, la posición Gertz Manero se fortaleció con el apoyo de los senadores del PRI, de Movimiento Ciudadano, del PRD e, incluso, de algunos legisladores del PAN que lo vieron con buenos ojos por su amplia experiencia.

Finalmente, el PAN decidió votar en contra de su designación bajo el argumento de que el diseño del artículo 102 constitucional y la Ley Orgánica de la Fiscalía General no garantiza la independencia y autonomía de la dependencia.

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, también afirmó que Gertz Manero, a pesar de su trayectoria, será un “fiscal carnal” y sostuvo que “es necesario modificar el procedimiento de nombramiento porque tal como se acordó, no garantiza en forma alguna, la independencia. No está garantizada la autonomía y, por el contrario, la Fiscalía General nace viciada de origen, un fiscal carnal que va a defender siempre al Poder Ejecutivo”.

También las organizaciones civiles agrupadas en el colectivo Fiscalía Que Sirva y el Observatorio Designaciones Públicas cuestionaron el procedimiento para elegir a Gertz porque fue “sumamente apresurado”, carente de transparencia y porque “fue definida con antelación, en un proceso que fue ajustándose sobre la marcha y que atentó seriamente la certeza jurídica y la confianza ciudadana”.

A pesar de estas posiciones, el expresidente Felipe Calderón felicitó en su cuenta de Twitter a Gertz Manero por su elección y expresó su deseo de que “su desempeño sea imparcial, y con ello posibilite reducir la impunidad y la inseguridad en el país”.

El coordinador de la bancada del PRI en el Senado y ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  le deseó éxito a Gertz Manero y afirmó que su labor “será clave para procurar una justicia autónoma e independiente”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.