Asciende a 89 fallecidos, 54 heridos y más de 60 desaparecidos el saldo de la Tragedia de Tlahuelilpan

El número de personas fallecidas, tras la explosión del ducto de Pemex en el poblado de Tlahuelilpan, Hidalgo, ascendió a 89 personas, mientras 54 permanecen hospitalizadas, informó el secretario de Salud federal, Jorge Alcocer, al tiempo que el gobernador Omar Fayad precisó que existen 65 carpetas de investigación sobre los desaparecidos, en la segunda rueda de prensa extraordinaria del domingo 20 de enero.

Alcocer informó que un menor de edad fue trasladado a Galveston, Texas, para recibir atención médica por el avance de las quemaduras registradas tras la explosión ocurrida en la tarde del viernes 18 de enero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado por el Fiscal General, Alejandro Gertz Manero, afirmó que éste no participará más en las conferencias de prensa realizadas desde Palacio Nacional para respetar la autonomía de la dependencia.

“El fiscal general Alejandro Gertz Manero va a estar informando y atendiendo este asunto lamentable. No va a estar con nosotros por la mañana porque somos entidades autónomas, independientes, sobre todo, debemos garantizar que la fiscalía actúe con entera libertad”, afirmó López Obrador.

El fiscal Gertz Manero matizó durante el domingo las hipótesis sobre las causas del incendio. “No vamos a generar hipótesis que no podamos sustentar” y le reiteró a la prensa que él no dijo que “la versión más importante” del siniestro fue por el roce de las ropas sintéticas. Esta fue la explicación de un perito.

Por su parte, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, aseguró que su administración apoyará a los familiares con todos los gastos médicos y funerarios e indicó que se han recopilado 54 muestras genéticas que ayudarán a la identificación de los restos humanos.

Fayad indicó que se cuentan con 65 carpetas de investigación de familiares que no encuentran a integrantes de su familia.

Los deudos se están organizando para pedir una indemnización de 10 millones de pesos por cada fallecido y 5 millones de pesos por cada uno de los heridos durante la explosión.

En entrevistas a medios, Fayad explicó que “no era gente ladrona, no era delincuente” sino de escasos recursos que acudió a compilar gasolina. “Los huachicoleros hicieron la toma clandestina y desgraciadamente hubo la explosión, pero no era la gente de escasos recursos”, sentenció.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.