Piratas del combustible: otro método de huachicol

Como en una película posapocalíptica, desde el 2017 las instalaciones de Petróleos Mexicanos (pemex) en el Golfo de México han sido asaltadas por grupos delictivos que operan como “piratas del huachicol”. Autoridades navales mencionan que los asaltantes invaden los barcos de Pemex, someten a la tripulación y ordeñan el combustible con mangueras conectadas a su propio barco.

Esto ha sucedido con mayor frecuencia en los estados de Veracruz, Tabasco y Campeche. De acuerdo con los reportes de la  Sedena, retomadas en una investigación del periódico El Universal publicada este viernes, de 2017 a la fecha se han contabilizado 300 denuncias de robo de combustible en buques petroleros que navegaba en aguas mexicanas.

Las organizaciones delictivas además trasladan el combustible a otros barcos en altamar, una operación de alto riesgo como señaló el secretario de Marina, José Rafael Ojeda, tras anunciar la detención de dos buques en puerto Dos Bocas, Tabasco, que contenían 800 mil litros de hidrocarburos. Detalla El Universal que durante el sexenio pasado incautaron cuatro buques en los estados de Veracruz, Tabasco y Campeche, que suman cientos de miles de litros de combustible.

Los piratas del huachicol operan con mayor intensidad en la sonda de Campeche, principalmente en las plataformas Bolontiku, Kab, Kix, May, Sinan y Tsimin.

A partir del decomiso que se realizó este el lunes, se han incrementado los operativos de vigilancia en el Golfo de México para detener a los barcos que transportan hidrocarburos robados o no registran el combustible que transportan en el Diario de Navegación. Este último fue el caso de un buque abastecedor detenido el lunes, el cual transportaba 291 mil 971 litros de diésel hacia Honduras y cuya tripulación no contaba con la documentación necesaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.