Notimex: sindicalismo corrupto

Las lacras mexicanas, que deben eliminarse para que exista una verdadera transformación social, se encuentran en muchas partes y, obviamente, una de ellas está en el sindicalismo. La CTM, petroleros, ferrocarrileros y otros gremios son parte de esa sacudida que es indispensable llevar a cabo. Y entre esta caterva de malandrines, se encuentra el dirigente del sindicato de Notimex, Conrado García Velasco, quien en los últimos quince años ha podido chantajear y someter a los directores que han pasado por esa  mal llamada agencia informativa del estado mexicano.

Conrado ha podido imponer en Notimex al director editorial, Enrique Valadez; a la subdirectora de información, Griselda Zayas; a quien decide la cobertura en las entidades de la República, Alfonso Millares; en producción, a Pedro Rodríguez y varias posiciones más. Logró hacer que a un sobrino archivista, Conrado Escobar García, lo nombraran reportero y que a su hija, Angélica García, quien es maestra de yoga, fuera enviada seis meses a China, becada por la agencia.  Además de desplazar a verdaderos profesionales de los medios por su capricho.

Utiliza becas y diplomados que se ofrecen a dicha institución para que sus incondicionales las utilicen sin beneficio. Y a quienes se oponen a sus caprichos, los hostiga y pide su cabeza, con la amenaza de estallar la huelga.

Ahora pretende hacer un sindicato de medios gubernamentales y encabezarlo. Para ello alardea que es amigo y favorecido del vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, algo de risa loca ya que sindicalistas de Radio Educación, el IMER y otras agrupaciones de información no aceptarían que un sujeto como el mencionado fuera la cabeza de los intereses de legítimos informadores.

Frente al caciquismo, la impunidad y la corrupción existente en Notimex, la propuesta para encabezar  dicho sistema de noticias, la muy reconocida compañera Sanjuana Martínez, tiene un asunto grave que enfrentar pero sabe que cuenta con el apoyo de los periodistas mexicanos para borrar del mapa un cáncer que ahoga la libertad de información y difusión.

@jamelendez44

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.