La Alianza de Fútbol Americano, complemento de la NFL

La temporada baja de la National Football League (NFL) dio inicio el domingo anterior al término del Super Bowl, la gran final. Este período termina en abril, cuando inicia el Draft de la liga, considerado como el inicio de las actividades de la temporada regular. Para llenar este vacío, el fin de semana del 10 y 11 de febrero dio inicio la Alianza de Fútbol Americano (AAF, por sus siglas en inglés).

La Alianza es una liga compuesta por ocho equipos, Arizona Hotshots; Atlanta Legends; Birminghan Iron; Memphis Express; Orlando Apollos; Salt Lake Stallions; San Antonio Commanders; y San Diego Fleet. A su vez, estas ocho escuadras están divididas en dos conferencia: Este (Atlanta, Birminghan, Memphis y Orlando) y Oeste (Arizona, San Diego, San Antonio, y Salt Lake). De estos ocho equipos, dos se ubican en ciudades con franquicias de la NFL (Arizona, en donde juegan los Cardinals, y Atlanta, casa del último Súper Tazón y donde los Falcons juegan de local), así como, a excepción de Birminghan, todas las ciudades se encuentran en áreas metropolitanas con al menos un equipo en las 4 grandes ligas de Estados Unidos(NFL, NBA, NHL, y MLB). La liga tuvo un desarrollo rápido, gracias a las experiencias previas de crear alguna paralela –que compitiera o no– con la NFL: Charlie Ebersol, cofundador de la Alianza, comenzó la planeación en diciembre de 2017 y la liga fue lanzada en marzo del año pasado, contando con la supervisión de viejos nombres de la NFL, como los exjugadores de Pittsburg, Troy Polamalu y Hines Ward, así como Justin Tuck, quien jugó para los Raiders de Oakland y los Gigantes de Nueva York. La liga contará con 10 fechas en su temporada regular, iniciadas el fin de semana del 10 y 11 de febrero, y terminará con el partido de campeonato contemplado para el 27 de abril; para llegar a él, los 4 mejores equipos disputarán una liguilla que puede llevarlos al título.

Si bien, es cierto que la gran mayoría de las reglas entre la NFL y la Alianza son las mismas, hay algunos cambios que pueden resultar llamativos. El primero es el inicio del partido, ya que la AAF decidió omitir la patada de despeje –que con las nuevas regulaciones de la NFL es casi un mero trámite– y comenzar el partido con un primero y diez en la yarda 25 del equipo que recibe. Lo siguiente es el reloj de juego, que cuenta con 35 segundos, 5 menos que el que se maneja en la NFL. Después de cada touchdown, la opción para sumar puntos es únicamente la conversión de dos puntos desde la yarda dos. La patada corta se ha sustituido por un 4 y 12 en la yarda 28, y sólo puede optarse a esta jugada si el equipo pierde por 3 posesiones o más (17 puntos) o si quedan 5 minutos o menos de tiempo de juego. Quizá la diferencia más grande se encuentra en el tiempo extra: a diferencia de la NFL, en donde se juega hasta que se tenga un ganador, la Alianza jugará bajo el siguiente modelo: sólo habrá un periodo extra, y cada equipo tendrá una oportunidad para anotar, empezando en la yarda 10 del rival, con 4 oportunidades para marcar; un tiempo extra será asignado a cada equipo. Si al final de este período el marcador continúa igualado, el encuentro será definido como un empate.

Las telecomunicaciones juegan un papel importante durante el partido, ya que en las transmisiones de televisión se pueden escuchar, antes de cada jugada, las indicaciones que el quarterback le da a sus jugadores. De igual forma, es posible saber lo que se dice desde la línea de banda y hacia adentro por parte de los entrenadores. La Alianza no paró ahí, sino que también hay micrófonos en la cabina de revisión de jugadas, por lo que se escucha la deliberación de los árbitros: ya en el primer touchdown de la temporada, que fue una jugada polémica posteriormente revisada, se escuchó como la oficial de la cabina estaba a favor de anular la anotación hasta que una toma la hizo cambiar de parecer, dando los seis puntos como buenos.

El sábado 10 de febrero se enfrentaron los Orlando Apollos y Atlanta Legends, resultanto vencedores los de Florida por un marcador de 40 a 6. Mientras que San Antonio Commanders derrotó por 15 a 6 al San Diego Fleet. El domingo, Birmingham Iron, liderado por el mariscal de campo mexicano Luis Pérez, derrotó a Memphis Express por 26 a 0. Con un marcador 38 a 22, Arizona Hotshots venció a Salt Lake City Stallions.

La Alianza de Fútbol Americano lleva una ventaja sobre sus predecesoras, tales como XFL y USFL. En lugar de entenderse como una competencia de la NFL, parecen ser más bien un complemento, al menos en el discurso inicial. Y los hechos avalan esta afirmación, ya que NFL Network se encarga de transmitir los partidos, mismos que se juegan en las semanas en las que la actividad de la NFL es prácticamente nula, entre el domingo posterior al Súper Tazón y el día del Draft.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.