Baligan Town

La vida en Apatzingán Michoacán sigue como siempre ha sido y será: Violenta. Es el retrato del ánimo decaído de una sociedad que se adaptó a la guerra. La balacera del pasado 3 y 4 de marzo,inició cuando Los Viagras intentaron levantar a un integrante del Cártel de Jalisco Nueva Generación. Desde distintos puntos geográficos llegaron los miembros del CJNG y persiguieron a Los Viagras. El número de muertos fue indeterminado. Dos elementos distinguen el hecho: primero, su prolongada duración y segundo las acciones se desarrollaron en el primer cuadro de la ciudad.

A esto hay que añadir las narco mantas atribuidas al Cártel de Sinaloa y firmadas por su líder, Ismael El Mayo Zambada, sus contrincantes lo acusan de haber pactado con el Gobierno Federal quien estaría promoviendo imponer la “pax narca” en la cual las actividades delictivas se llevarían a cabo sin afectar a la población, volver a la vieja escuela. Sin embargo, no son los únicos que reciben cuestionamientos, Los Viagras están bajo sospecha de haberse aliado al Cártel de Sinaloa, y de recibir protección del fiscal General del estado, Adrián López Solís. Claro, todos estos dichos carecen de pruebas.

Los medios de comunicación mantienen un silencio absoluto. Las redes sociales resultan la única opción para mantenerse informado. El sábado 9 se reportaron tres muertos, al siguiente día se dieron enfrentamientos en la colonia Palo Alto, ahí utilizaron dos mil tiros de tres calibres diferentes, no se informó de fallecimientos. El 11 se dieron enfrentamientos en el mismo lugar que se extendieron a la hacienda La Huerta. Varios heridos se reportaron.

Desde Pinzándaro donde está escondido el líder de Los Viagras Nicolás Sierra Santana, graba vídeos retando al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, refiriéndose a él como “el vejete”.

Cuando la gente transita por las calles es que volvió la normalidad

En las noches en Baligan como se le empieza a conocer a la cabecera del municipio, no hay toque de queda; las camionetas de Los Viagras con sus vidrios polarizados, van escoltadas por 20 motocicletas. Dan vueltas en el centro de la ciudad, la atmósfera queda envenenada. Caminar en las calles es una actividad de alto riesgo, pues los personajes más extraños deambulan con la luz de la luna.

Llama la atención la ausencia del ejército y la policía. Es dramático escuchar a los elementos que trabajan en la Fiscalía General de Apatzingán. Están escondidos detrás de sus escritorios con su renuncia casi firmada. Los casos que han recibido son de alto impacto, crímenes cometidos por adolescentes la mayoría de las veces pero ante la ausencia de pruebas se les termina liberando. El problema es que si les decomisan la droga, son levantados y enterrados en fosas clandestinas por sus mismos jefes.

Cabe recordar que al salir de la secundaria los chicos se enrolan en el crimen organizado, no hay opciones para ellos. Su inexperiencia los condena a una muerte segura. ¡Qué interesa! Ya vendrán otros a ocupar su lugar.

Números rojos

En este contexto, Apatzingán, Tepalcatepec, Buenavista, Parácuaro y Múgica han sufrido 25 mil muertes desde el 2006 que inició la guerra del Estado contra el narco. El Observatorio de Seguridad Humana de la Región de Apatzingán, presidido por el ingeniero Leonardo González Tafolla realizó un estudio sobre las causas y efectos de la violencia en los cinco municipios antes mencionados.

Apatzingán tiene la mayor actividad delictiva de la región de Tierra Caliente, registró un incremento en 2018 de las tasas de incidencia del 64 por ciento, de los delitos de homicidio culposo, robo con violencia, robo de vehículos, robo a negocios, robo a casas habitación, robo a transeúntes y violación.

Solo cuatro delitos mostraron una disminución respecto a 2017: homicidio doloso, narcomenudeo, extorsión y secuestro, aunque estos dos no hay denuncia ante las autoridades, la gente tiene miedo.

Durante el 2018 se reportaron 107 homicidios dolosos, que representan una tasa de 89.3 por cada cien mil habitantes, que es 4 veces mayor a la nacional. Hubo un homicidio cada tercer día.

En 2018 fueron robados 801 vehículos, un promedio de 2.19 diarios; 30 por ciento más que en 2017.Muchos no denuncian. A esta cifra hay que agregar la modalidad de secuestro de vehículos, que son robados a la fuerza y luego devueltos mediante el pago de un monto que va de 15 a 35, mil pesos. De este delito no hay denuncias

En robo con violencia Apatzingán ocupa el primer lugar del estado. El año pasado se registraron 534 incidencias denunciadas. Superior en un 24 por ciento a 2017 y 78 por ciento a 2016. La Agenda de Seguridad Humana de Apatzingán plasmó 15 recomendaciones a los tres niveles de gobierno, a las comunidades y a los colectivos ciudadanos.

  1. Coordinación de fuerzas públicas de seguridad y tránsito.
  2. Fuerzas de seguridad con elementos profesionales, éticos y conscientes de los derechos humanos.
  3. Blindar las denuncias de las mujeres.
  4. Adoptar un compromiso gubernamental con la atención de las víctimas y a la prevención del delito.
  5. Corresponsabilidad municipal en seguridad y legalidad.
  6. Fomento al desarrollo económico sostenido y sustentable.
  7. Fomento cultural, deportivo y recreativo.
  8. Fomento a una cultura de valores para la paz.
  9. Fomento a la educación para el buen convivir con corresponsabilidad escuela-familia-comunidad.
  10. Propiciar un proceso de transformación y reconstrucción del tejido social.

11.Recuperar y habilitar espacios públicos con trabajo comunitario.

A los colectivos ciudadanos

  1. Propiciar la formación de líderes y colectivos ciudadanos para la reconstrucción del tejido social, la paz y el bienestar.
  2. Trabajar en la prevención de la delincuencia y la construcción de la paz.
  3. Énfasis en la cultura y educación para hacer conciencia ética que contrarreste la narco-cultura.
  4. Promover la solidaridad entre la ciudadanía e invitarla a no ser indiferente o apática ante los problemas.

Dos caras ante un mismo problema

Ahora bien, de los 12 puntosen Apatzingán detectados como más violentos, diez están en la parroquia del Carmen donde el padre Gregorio López, (padre Goyo) oficia misa. Empuja un proyecto ambicioso de salud integral (Prosalin) que se ocupará de atender a los jóvenes con problemas físicos, emocionales, legales, entre otros.

El religioso pretende que los muchachos que están sumergidos en el crimen organizado aprendan mecánica y reparen sus motocicletas. Con la ayuda de un empresario quiere hacer una pista para motocrós y bicicletas. Sin decirlo, apuesta a una fractura del nacortráfico y así poder influir e imponer la ansiada paz.

En contraste el presidente municipal José Luis Cruz Lucatero de extracción morenista, ocupa su tiempo en la renovación del Consejo Coordinador Empresarial del estado. Otro que estuvo presente fue el diputado federal del Partido del Trabajo (PT), Francisco Javier Huacus Esquivel quien es integrante de la comisión de Seguridad Pública en San Lázaro.

En fin, a Cruz Lucatero le gusta aparecer en las redes sociales presumiendo que estuvo en el aniversario de su generación (1972-1974) de la escuela secundaria Constitución 1814, donde se puso nostálgico.

A los ciudadanos solo les queda resignarse. Se horrorizan de solo recordar al anterior edil, César Chávez Garibay (2015-2018), quien saqueó el erario público, incluso los animales del zoológico fueron trasladados a otros lugares debido a la falta de presupuesto.

Tags:

  • Autor de Venezuela: los profetas del golpe y Prisión, gloria y ocaso de Hugo Chávez. Colaborador en la revista Aldea 21 (Sinaloa), en el Semanario los Periodistas (Michoacán) y en la revista Voces del Periodista. Licenciado en Comunicación por la UNAM.

  • Show Comments (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads