Como ya es una costumbre, o quizá una estrategia digital, el pasado fin de semana se intentó sembrar otra “FakeNews” entre los usuarios de redes sociales; la información falsa versaba en relación al tema de un supuesto incremento a la gasolina en todo el país, los famosos gazolinazos a los que nos acostumbró la administración anterior y que siempre llegaban en sábado. A falta de estos incrementos, algunos usuarios en redes sociales han elegido promover noticias no verificadas o intencionalmente falsas.

Muy temprano empezaron a circular tweets que aseguraban que habría un incremento en el precio de los combustibles, un ejemplo de ello fue el mensaje que escribió el senador independiente Emilio Álvarez Icaza, quien posteo 14 minutos antes de las 9 de la mañana:

“Amanecemos con aumento en el precio de las gasolinas. No es una noticia que haga feliz a la gente, será por eso que @Hacienda_Mexico dio el clásico sabadazo para que pase inadvertido. Lo que no pasará inadvertido es el impacto en los bolsillos y en precios al consumidor”.

Un tweet que pareciera hubiera sido redactado y compartido en la administración anterior pero no, fue el pasado sábado como parte de una campaña digital que buscaba generar una desinformación del alza de precios en las gasolinas, mentira en la que muchos periódicos de circulación nacional cayeron y dieron por cierta El Heraldo de México, El Universal y Excélsior, en sus versiones digitales, fueron señalados y criticados a través de sus cuentas de twitter por publicar esta “Fake News” y algunos usuarios más les exigieron desmentir sus notas luego de que la SHCP hiciera uso de su cuenta verificada de twitter para aclarar esta polémica.

“Hemos cumplido la promesa de no aumentar el precio de los combustibles más que la inflación. Cada semana revisamos y ajustamos los estímulos que brinda el #GobiernodeMéxico para que no haya incrementos”, señaló la dependencia.

Aunque la aclaración más retweeteada la hizo el coordinador general de comunicación social de la presidencia Jesus Ramírez Cuevas quien escribió:

“No suben ni subirán los precios de las gasolinas diésel, magna ni premium. El @GobiernoMX mantiene su compromiso de no aumentar el precio de los energéticos. Decir lo contrario es una noticia fatal”.

Más de 10mil reacciones acompañaron este tweet que fue posteado minutos después de las 4 de la tarde.

Pero, ¿Por qué se generó esta desinformación? Usuarios en twitter se basaron en una nota del Diario Oficial de la Federación donde reveló que el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) había disminuido.

Y les comparto la explicación técnica…

La SHCP publicó en el Diario Oficial de la Federación que del 7 al 13 de septiembre se quitaría los estímulos a las cuotas aplicadas de los combustibles. Con ello, los consumidores pagarían 4.198 pesos de impuestos por cada litro de magna en estaciones de servicio, por la Premium 4.060 de impuestos, y por la Diésel 4.406 pesos de impuesto.

Cabe recordar, que a través de una fórmula, la SHCP actualiza semanalmente la cuota a cobrar del impuesto a las gasolinas, basada en el comportamiento de los precios internacionales del crudo. Cuando el precio global sube, los costos nacionales se ven presionados, por lo cual, la dependencia de gobierno aplica un estímulo para evitar que el precio al público aumente. Por contrario, cuando el precio global baja, los costos nacionales también lo hacen; y con esto Hacienda tiene margen para reducir los estímulos sin que el precio de la gasolina aumente.

Sobra decir que el intento de #FakeNews se perdió entre los temas de twitter y no provocó ninguna tendencia.

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads