Desde la Sedesol y al amparo de Peña Nieto, Robles desvío recursos para jefas de familia: Sin Embargo

Mientras estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), y al amparo del ex presidente Enrique Peña Nieto (EPN), Rosario Robles Berlanga participó en el desvío de 57.3 millones de pesos que formaban parte del Seguro de Vida para Jefas de Familia. Según datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y Sin Embargo, el dinero se destinó en campañas de comunicación en favor del programa (el cual nunca se desarrolló de manera transparente) y la imagen de EPN.

De acuerdo con la información, el principal responsable del programa para jefas de familia fue el ex presidente del PRI, Enrique Peña Nieto, quien lo firmó ante Notario como parte de sus compromisos de campaña, “pero además significó un gasto millonario en publicidad oficial que afianzaba su imagen en momentos en que se promulgaban las reformas estructurales”.

“Firmado ante Notario público como parte de sus 266 compromisos de campaña, el Programa Seguro de Vida para Jefas de Familia, muestra como ningún otro el vínculo de Enrique Peña Nieto en el daño patrimonial ocasionado a través de programas sociales atribuido a Rosario Robles Berlanga por la Auditoría Superior de la Federación (ASF)”, señala el reportaje firmado por Linaloe R. Flores.

Los datos de la ASF reportaron que el programa generó un desfalco de 57.3 millones de pesos, mientras que los contratos generados arrojan que se privilegió un gasto en la promoción de la imagen de EPN.

De acuerdo con la Unidad de Datos de Sin Embargo, en vez de destinar el presupuesto para las poblaciones vulnerables, la Sedesol gastó 59 millones siete mil 245 pesos en campañas de comunicación donde se ponderaba el programa para jefas de familia y sus avances, y cuando apenas tenía 8 meses de desarrollo.

“Un solo día -el 19 de noviembre de 2013- bastó para que Humberto René Islas, quien era Director de Recursos Materiales de la Sedesol, firmara 15 contratos para difundir el programa cuya mala administración de recursos fue uno de los elementos para fincarle responsabilidades a Rosario Robles Berlanga, hoy en prisión preventiva”, detallan.

“El contrato mayor del despliegue -por 23 millones 348 mil 234- se lo llevó Televisa por difundir durante un mes y diez días, un spot de 30 segundos que presentaba algunos logros del programa como la llegada del Gobierno a zonas marginadas de México. Enseguida y con una diferencia considerable, Estudios Azteca tuvo siete millones 601 mil 415 pesos por el mismo concepto”, agregan.

Como el principal representante del programa, EPN conoció los tropiezos y el destino final de los recursos. De hecho, en 2016, Sin Embargo hizo una solicitud de información a Los Pinos en torno a los avances del programa; les respondieron que “estaba en proceso” y que “era parte del listado de promesas que hizo en campaña”.

Sin embargo, tras dos años de desarrollo, la ASF encontró que el dinero “se entregó a personas que no cumplieron con los lineamientos requeridos o no se comprobó la forma en cómo se utilizaron”.

“De los 57.3 millones de pesos, 33.8 millones se utilizaron para el pago de honorarios de prestadores de servicios del programa, sin embargo no existe documentación que lo compruebe, según el Informe individualizado del programa”, indica Sin Embargo.

En cuanto al padrón, Sedesol afilió supuestamente a seis millones 464 mil 800 jefas de familia. Sin embargo el gobierno nunca comprobó quiénes eran, o si se trataba de mujeres en vulnerabilidad por la pobreza. Tampoco hubo forma de comprobar el registro de los hijos de las beneficiarias.

Lee la investigación completa: https://www.sinembargo.mx/10-09-2019/3639939

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads