Supera las 20 mil firmas en Change.com para que Caldero no acuda al Tecnológico de Monterrey

La plataforma Change.org, ya supera las 20 mil firmas para que el Tecnológico de Monterrey cancele la invitación al ex presidente Felipe Calderón al Simposio Internacional de Derecho “En Juicio” 2019, por considerar ofensiva su presencia.

Y es que, los jóvenes y colectivos recuerdan que Calderón inició la llamada “guerra contra el narco”, la cual dejó miles de muertos y desaparecidos, entre ellos Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, alumnos de excelencia del Tec y que el Ejército mató por error.

También exigen a las autoridades de la escuela mostrar “un poco de dignidad y memoria” y declinen la invitación del esposo de Margarita Zavala.

El colectivo “Todos Somos Jorge y Javier” también pidieron que por respeto se debería cancelar la participación de Calderón, quien nunca hizo “lo mínimo posible para aclarar la verdad” sobre lo ocurrido con ambos jóvenes.

Además del ex presidente, en dicho foro también participará el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas; la diputada federal Tatiana Clouthier; el senador Samuel García y el exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

El recuento de los hechos

Javier Francisco Arredondo Verdugo y Jorge Antonio Mercado Alonso, fueron dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey que perdieron la vida en 2010 a manos de elementos del Ejército, en Nuevo León, cuando Felipe Calderón era presidente de México.

Así, los jóvenes fueron ejecutados extrajudicialmente por el Ejército mexicano y los hicieron pasar por sicarios de un grupo criminal.

Los firmantes consideran a Calderón como “el principal responsable no sólo del asesinato de Jorge y Javier, sino de ciento de miles de personas que han perdido la vida en la supuesta guerra contra el narcotráfico”. Y recordaron la frase utilizada por los militares para presentar a los jóvenes: “Dos sicarios armados hasta los dientes”.

Un enfrentamiento que se había desarrollado en Monterrey, se extendió hasta las instalaciones de la institución. Tanto Javier como Jorge murieron dentro del campus, recibieron un tiro de gracia a un metro de distancia. Al darse cuenta de que eran estudiantes, los militares alteraron la escena del crimen: les pusieron un rifle a cada uno, los golpearon y dijeron que eran sicarios. También robaron las cámaras de seguridad del colegio para esconder sus actos.

En Tecnológico de Monterrey tardó 36 horas en admitir que los jóvenes asesinados la noche del 19 de marzo de 2010 al interior de sus instalaciones formaban parte de su plantilla estudiantil.

El Estado mexicano ofreció disculpas públicas nueve años después del crimen. Durante el noveno aniversario de la ejecución de Jorge y Javier, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se disculpó “por la violación a sus derechos humanos en el marco del uso excesivo de la fuerza”. Los padres pedían justicia desde septiembre de 2015, cuando se dio a conocer que la escena del crimen fue creada.

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads