Al menos diez muertos en ataque a miembros de la familia LeBarón; habría sido un error de fuego cruzado: Julián LeBarón 

Al menos 10 integrantes de la familia LeBarón murieron tras un aparente ataque de un grupo del crimen organizado. El activista Julián LeBarón ha declarado para diversos medios de comunicación que se trató de un «error» en una batalla entre grupos del crimen organizado, y no de un ataque directo contra su familia.

Asimismo, confirmó para Radio Fórmula que habría tres mujeres y siete niños asesinados, seis menores rescatados y una menor desaparecida. Los autos de la familia LeBarón viajaban en los lotes de Chihuahua y Sonora, cerca de la comunidad de La Mora, cuando sucedió el ataque.

“Encontré a Christina afuera del automóvil boca abajo, asesinada. Encontré a su bebé que estaba viva. Otros niños lograron escapar”, ha declarado Julián LeBarón para medios como Milenio y Radio Fórmula.

«Estamos muy consternados acá en Chihuahua, tenemos una comunidad LeBarón en Sonora, primos de nosotros que venían esta mañana, mi prima Rhonita iba a Dakota por su esposo al aeropuerto en Phoenix, y los emboscaron y básicamente les dispararon la camioneta y los quemaron a ella y a su cuatro niños (…) Les dispararon en el camino y los quemaron vivos», añadió LeBarón.

«Seis (niños) se fueron caminando hasta su casa… tengo entendido que el secretario de seguridad Durazo, está mandando un helicóptero con luces para buscar a la niña. No saben si está viva, pero no está aquí ni en el rancho», declaró.

El activista describió cómo encontró los cuerpos de sus familiares y afirmó que este ataque no fue directo, sino producto de la pelea que tienen los cárteles del narcotráfico de la zona. «Yo mismo vi los cuerpos, la niña como de 6 años está completamente en pedazos. Vi a una señora quedó al volante, una niña está en pedazos de tanto balazo, otra señora quedó boca abajo; la bebé de pecho estaba viva yo mismo la encontré», contó. «Esto no fue contra nosotros, fue un error, un fuego cruzado, no sabemos la causa… Son mujeres y niños inocentemente que van en un camino que transitan muchísimos, que iban a ver a familiares. Es terrible», expresó.

«Hay conflictos de Sonora y Chihuahua, que no pueden llevar gasolina o insumos, pero van por el mandado, tenemos que hacer algo contra inseguridad. Este mensaje es para millones de mexicanos algo tenemos que hacer», agregó.

César Augusto Peniche, fiscal de Chihuahua, informó que tras los hechos, ha mantenido comunicación con Julián LeBarón, además de la Secretaría de Seguridad Pública y su homólogo de Sonora para enviar personal a la zona.

Según retrata El Sol de México, en 2009, la comunidad Le Barón ha recibido atención debido a una serie de hechos que ocurrieron en torno a sus pobladores en el contexto de los graves problemas de inseguridad y combate al crimen organizado en México, especialmente en la región noroeste del estado de Chihuahua.

En la nota firmada por Ricardo Holguín, se explica que el 2 de mayo de 2009 cuando secuestraron a Erick Le Barón, de 17 años y por su liberación se exigió la cantidad de un millon de dólares pero ante el hecho, la comunidad completa anunció públicamente su decisión de no pagar el rescate exigido y por el contrario buscar la liberación del joven.

Finalmente fue liberado por sus captores el 10 de mayo sin haberse realizado pago alguno y tras los hechos, la comunidad se manifestó contra la creciente inseguridad en la región tanto en medios nacionales como internacionales.

El 6 de julio de 2009 fueron secuestrados y posteriormente asesinados Benjamín LeBarón —hermano de Erick, el anterior plagiado y de Julián LeBarón— y Luis Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad, por desconocidos que dejaron una manta frente a sus domicilios donde especificaban que el asesinato era una represalia por su activismo en contra de la inseguridad.

La familia es reconocidos por su incursión en la política y activismo en pro de los campesinos, actualmente Joel LeBarón, es quien lleva a cabo la representación de la comunidad en el municipio de Janos y cuenta con protección especial del Gobierno Federal.

Por su parte, y luego del asesinato de su hermano Benjamín, Julián LeBarón se unió al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, formado por el poeta Javier Sicilia y también se integró a grupos defensores de derechos humanos que exigían la liberación de José Manuel Mireles, quien fuera líder de las autodefensas en Michoacán.

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

You May Also Like