EU condiciona los fondos de intercambio cultural con Cuba, Siria, Rusia y Corea del Norte

La Administración Trump prohibirá al Gobierno federal de los Estados Unidos financiar actividades de intercambio educativo y cultural con entidades estatales de Cuba, Siria, Rusia y Corea del Norte como parte de su iniciativa para frenar el tráfico de personas en esos países, según indica un memorando enviado por el presidente estadounidense Donald Trump al Departamento de Estado de su país.

“Estados Unidos no proporcionará asistencia no humanitaria ni relacionada con el comercio, ni permitirá que los funcionarios o empleados de los gobiernos de Cuba, la República Popular Democrática de Corea, Siria y Rusia participen en programas de intercambio educativo y cultural para el año fiscal 2020”, dice el documento firmado por el presidente Donald Trump.

La directiva presidencial condiciona los fondos para intercambios educativos y culturales a que estos países “cumplan con los estándares mínimos de la Ley para la eliminación del tráfico humano o hagan esfuerzos significativos para cumplir con los estándares mínimos”. Estados Unidos ha incrementado su presión sobre el gobierno cubano para que abandone a su principal aliado y benefactor, el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Washington cree que Cuba es el principal soporte de Maduro y que sin el apoyo cubano sería mucho más rápida una transición hacia la democracia en ese país, que vive la peor crisis humanitaria de su historia, explicó El Nuevo Herald.

El memorando de la Casa Blanca, sin embargo, no impide que los gobiernos locales y estatales continúen contratando a artistas cubanos o financiando diversos tipos de intercambio cultural y educativo con la isla. Tampoco tiene efecto sobre empresarios privados que pueden seguir trayendo a Estados Unidos a músicos que residen en la isla para conciertos.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo al Herald que las sanciones estaban vinculadas con el deterioro de la evaluación de Cuba en el informe anual sobre tráfico de personas. En junio EEUU colocó a Cuba en la peor categoría en su escala de países que no hacen lo suficiente para combatir la trata de personas. Washington acusa a La Habana de graves violaciones de los derechos laborales de los médicos que la isla ha enviado a más de 65 países en misiones oficiales.

Según explicó para Sputnik el politólogo cubano Arturo López-Levy, la directiva presidencial tiene como blanco una gran cantidad de instituciones, por lo general privadas o que reciben un importante financiamiento del Congreso para actividades filantrópicas de promoción cultural, como por ejemplo la National Endowment for the Humanities (NEH) o las mismas universidades a las que se otorga parte de esos fondos federales.

“El consejo de Seguridad Nacional está gastando una gran cantidad de recursos en estudiar y tratar de determinar los nodos que se pueden activar y cerrar para aplicar a toda plenitud la política enunciada en la Ley Helms-Burton”, aseguró el catedrático de Holy Names University en Oakland, California, para dicho medio de comunicación.

Para López-Levy, Estados Unidos debería tener muchas otras prioridades para dedicar esfuerzos y presupuesto antes que golpear “algo tan inocente y no partidista como es el intercambio cultural y educacional con Cuba”, lo que a su juicio contrasta con las políticas que EEUU desarrolló con la antigua URSS basadas también en este tipo de intercambio.

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads