Autoridades de Andorra no encuentran el origen de 120 millones que transfirió Juan Collado

Las investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAND) siguen exponiendo al litigante de la política mexicana en sexenios pasados, Juan Collado, quien fue detenido el pasado 9 de julio y ahora, dicha entidad no ha logrado determinar de dónde salieron 120 millones de dólares que con los que Collado realizó algunos movimientos.

“Imposibilidad de conocer el origen real de los fondos transferidos”. La Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAND) concluye así su último informe confidencial sobre dicho recurso.

En una nota firmada por Joaquín Gil y José María Irujo, el diario El País explica que ha tenido acceso a este documento inédito fechado en octubre de 2018 que está incorporado a las pesquisas por blanqueo y asociación ilícita que se desarrollan contra Collado desde 2016 en un juzgado del principado pirenaico.

El informe sostiene que el cliente de un banco tiene que justificar el origen de sus fondos. Y Collado no acreditó cómo consiguió la fortuna que colocó en la Banca Privada d’Andorra (BPA) entre 2006 y 2015 en 23 cuentas, según los agentes de este micro Estado europeo que permaneció blindado hasta 2017 por el secreto bancario, explica el medio de comunicación español.

Los investigadores de Andorra prevén indicios de blanqueo en las cuentas de Collado, destacan la “opacidad” de sus movimientos y la “nula” trazabilidad del dinero.

Tras escrutar centenares de ingresos y trasferencias, los agentes rebaten en un documento de 244 páginas la tesis que expuso Collado sobre sus fondos en julio de 2016, cuando declaró como investigado por un presunto delito de blanqueo ante la juez andorrana Canòlic Mingorance.

El letrado indicó entonces que parte del capital que colocó en la BPA procedía de los beneficios de una cadena de casas de empeños que fundó su padre en los 90. Un negocio que –según relató a la magistrada- generó unos ingresos por intereses de 84 millones de dólares en 14 años.

Los investigadores andorranos se refieren a las casas de empeño como “un sector de alto riesgo en materia de prevención de blanqueo”. Y consideran que el esquema que tejió el abogado de Peña Nieto en el principado pirenaico se concibió para despistar sobre el verdadero beneficiario del dinero.

Esta versión coincidiría con las actividades de Libertad Servicios Financieros, una entidad en la que Juan Collado tuvo una importante injerencia y que habría estado vinculada a la defraudación en la compra venta de un inmueble en Querétaro con valor de 700 millones de pesos.

El caudal de fondos del letrado circuló en Andorra por un tinglado de cuentas a nombre de cuatro sociedades instrumentales holandesas que se nutrieron de las casas de cambio mexicanas Tiber y ByB y sociedades fiduciarias, según el informe. Detrás de estas mercantiles se escondían fundaciones holandesas (stinchting), una herramienta financiera de máxima opacidad.

“El uso de estas cuentas de las casas de cambio y la concentración de pagos permite perder la trazabilidad de los fondos y facilita la opacidad”, indica el informe. “No se puede acreditar que los importes transferidos a través de las cuentas de las casa de cambio procedan del señor Collado”, añade según El País.

Juan Collado ha sido relacionado con numerosos personajes de la política para quienes ha trabajado como litigante; entre ellos destacan: Enrique Peña Nieto, Carlos Romero Deschamps, Diego Fernández de Cevallos, Raúl Salinas de Gortari, entre otros.

https://elpais.com/internacional/2019/12/20/america/1576852904_255561.html?ssm=FB_MX_CM

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.