El corporativismo mexicano surgido en las postrimerías de la Revolución Mexicana, dañó el sistema democrático que a duras penas, se estaba construyendo en un país que no paró de sufrir convulsiones en su primer centenario de independencia.

Así, líderes políticos como Álvaro Obregón o Plutarco Elías Calles, aprovecharon los liderazgos obreros, campesinos y sindicales para controlar a masas de población a través de sus representantes. Es así incluso como nace el Partido Nacional Revolucionario, que aglutina más de 2 mil 500 organizaciones que en 1928-1929 existían en México.

En 1946, y luego de haber sido el Partido de la Revolución Mexicana, esa organización política se convierte en el Partido Revolucionario Institucional, que mantiene la estrategia de controlar a las masas a través de agrupaciones sindicales, siendo una de ellas la educativa como una de las más importantes del país.

Aunque los antecedentes del sindicalismo magisterial se encuentran desde tiempos de Porfirio Díaz, es hasta un Congreso convocado el 30 de diciembre de 1943 que surge el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE ) con el Prof. Luis Chávez Orozco al frente, quien no pudo resistir los embates y solo dirigió al Sindicato por espacio de año y medio. “El SNTE nació como producto de la amalgama de todos los agrupamientos magisteriales, residuos de sindicatos , sindicatitos, federaciones y confederaciones magisteriales”, explica la propia agrupación en su portal oficial.

En el segundo Congreso Nacional Ordinario realizado en Acapulco Guerrero a principios de marzo de 1949 se elige como Secretario General al Jesús Robles Martínez.

A partir de entonces, el PRI, partido hegemónico oficial, y el SNTE, entraron en la dinámica corporativista en la cual el sindicato tenía el monopolio de las plazas y de maestros para dar a cambio el apoyo electoral que ayudó a la estabilidad de la simulación democrática priísta.

El 22 de septiembre de 1972, llega a la dirección del Sindicato Jonguitud Barrios, quien replicando el modelo federal priísta, creó al interior de este gremio un grupo con nombrado “Vanguardia Revolucionaria del Magisterio”, con el fin de mantener el control del sindicato mediante la irrupción violenta en sus instalaciones para desplazar a de entonces Jesús Robles Martínez y su secretario general Carlos Olmos Sánchez.

En agosto de 2002, se informó que un grupo de maestros disidentes demandaría a Jonguitud Barrios y Elba Esther Gordillo ante la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, por su presunta participación en el homicidio de Misael Núñez Acosta, ocurrido en 1981, así como por haber dirigido la guerra sucia contra opositores a la dirección magisterial, lo que dejó decenas de asesinatos en el pasado.

Es decir, la violencia y la represión de profesores en Oaxaca, Chiapas, y otras entidades del país, marcaron la administración de Jonguitud Barrios y su grupo “Vanguardia”. Sin embargo, la insurgencia de profesores disidentes, así como el empoderamiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), nacida en 1979 como oposición al SNTE, llevarían a la caída de Barrios.

El 23 de abril de 1989, Elba Esther Gordillo asumió la dirigencia del SNTE, actualmente el más grande de América Latina con al menos 1.5 millones de afiliados.

En aquel entonces, con el apoyo del presidente Carlos Salinas de Gortari, Gordillo sustituyó a Carlos Jonguitud Barrios al frente del sindicato, hecho que fue señalado como traición; sin embargo, eso no impidió el ascenso de la maestra.

La líder del SNTE firmó el 19 de mayo de 1992 el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB). De esta forma la federación pactó la transferencia del personal docente y administrativo, los planteles y los recursos de la educación básica al control de los gobiernos estatales, mientras que el gobierno federal mantuvo bajo su administración las facultades normativas del sistema educativo nacional.

Esto representó un importante logró para el SNTE de Elba Esther al incrementar así la presencia del magisterio en las entidades, y al lograr negociaciones salariales por un lado con los gobiernos estatales y por otro con la misma federación, pero las diferencias con Ernesto Zedillo como secretario de Educación eran constantes.

Cuando Zedillo llega a la presidencia, las diferencias se mantienen, pero la líder sindical logra aumentos salariales para los maestros, y su puesto como senadora le mantienen con un importante poder, lo que la lleva a cambiar la estrategia y decantarse por apoyar en 2000 al candidato presidencial, Vicente Fox.

La aún priista colaboró con el entonces candidato del Partido Acción Nacional, lo que le trajo críticas por parte del priísmo; sin embargo, en el 2001, Elba Esther y Roberto Madrazo se aliaron para buscar la dirigencia nacional del PRI y lo lograron. Fue en marzo de 2002, Madrazo se convirtió en presidente del tricolor y la maestra en secretaria general.

Un año después, Gordillo arribaría de nueva cuenta al Congreso como diputada federal y coordinadora de la bancada del PRI para apoyar la reforma fiscal de Vicente Fox lo que desató las divisiones al interior del priísmo.

Es probable que al darse cuenta del enorme poder político que desde el SNTE había cosechado, y contando con la enorme base social que significa el magisterio, Elba Esther Gordillo decide crear en 2005 el Partido Nueva Alianza, cuya base era precisamente he dicho Sindicato.

Sin embargo, para las elecciones federales que se avecinaban no tendrían el suficiente poder, así que, aunque lanzaron como candidato PANAL a Roberto Campa Cifrián, Elba Esther decidió utilizar la maquinaria del SNTE para realizar fraude a ras de tierra y poner en la presidencia a Felipe Calderón Hinojosa, del PAN.

En su libro “La cocina del diablo, el fraude de 2006 y los intelectuales”, el sociólogo Héctor Díaz-Polanco escribió: “Así pues, no hay duda de que el grupo que domina el SNTE lo ha convertido en un instrumento de negociación política; que a su interior funciona un dispositivo de operación electoral, aceitado con ingentes recursos humanos y financieros, incluyendo equipo de cómputo sofisticado y conexiones para realizar su tarea prácticamente en todo el país, y que, en fin, ha logrado penetrar en las instituciones, (en especial en el IFE, aunque no exclusivamente) mediante la colocación de cuadros en posiciones estratégicas que facilitan el despliegue en los procesos electorales y garantiza la impunidad. También, es claro que el sindicato magisterial se movilizó para procurar votos a Calderón mediante los métodos tradicionales de defraudación que la gordillo ha convertido en una de las bellas artes. El 30 de junio de 2011, por lo demás, la maestra reconoció abiertamente el acuerdo político-electoral de 2006 con Calderón”.

Desde el inicio del sexenio, Gordillo obtuvo posiciones en la administración Calderón. Su yerno, Fernando González, fue nombrado subsecretario de Educación Básica, Roberto Campa, quien fue candidato del Panal a la Presidencia, llegó al frente del Sistema Nacional de Seguridad Pública; mientras que la titularidad del ISSSTE fue para Miguel Ángel Yunes, entonces cercano a la maestra y quien en 2011 rompería con esta al revelar que la líder magisterial le exigió la entrega de 20 millones de pesos mensuales para financiar al PANAL.

Quizás el PRI tenía reservada su venganza, pues el 26 de febrero de 2013, la maestra es arrestada por una investigación en su contra por presunto desvío de recursos de los trabajadores del SNTE a otras cuentas bancarias que no pertenecen al gremio magisterial.

Sin embargo, en agosto de 2018, líder quedó en libertad y no tardó mucho para echar a andar un nuevo intento de partido: Redes Sociales Progresistas, que está cerca de lograr su objetivo. Por otra parte, apenas este 13 de enero, Gordillo anunció que sus derechos sindicales siguen vigentes y podría buscar, otra vez, la dirigencia del SNTE, esto luego de que un día antes, el secretario general actual del Sindicato, Alfonso Cepeda, señaló que Elba Esther no está en condiciones de participar en los procesos electorales internos debido a un rezago importante en la cuota sindical, la cual, según el dirigente, desde años, no se ha registrado.

Tags:

  • Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón. Maestrante en Periodismo Político por la EPCSG. Pasante de Relaciones Internacionales también en la FES Aragón. Columnista del diario El Día y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad Iberoamericana y de la Universidad Obrera de México. Ha publicado las novelas Peor es nada (Ed. Fridaura), Ella no sabía nada de Bakunin (Ed. Fridaura) y El amor no es suficiente (Ed. Endira).

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

You May Also Like

Continuará austeridad, asegura López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador, destacó que “se compartan más los instrumentos de ...