Durante la emergencia sanitaria, búsqueda debe ser primordial: CEPAD

El Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo A.C., con sede en Jalisco, instó a que durante la contingencia sanitaria por Covid-19, tanto la búsqueda de personas como la implementación de la Alerta Ámber debe ser primordial.

Esto lo sustentan dado que “en 2019, Jalisco no solo ocupó el primer lugar a nivel nacional en cuanto al número de personas desaparecidas, sino que esta entidad también se colocó en la primera posición por el alto número de menores de edad desaparecidos/as. Del 1 de diciembre de 2018 al 31 de diciembre de 2019, en el estado se contabilizaron 212 niñas, niños y adolescentes que no fueron encontrados/as, de un total de mil 007 menores de edad en todo el país, de acuerdo con el informe Fosas clandestinas y registro nacional de personas desaparecidas o no localizadas, de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas(CNB). Esto significa que en dicho periodo de tiempo, más de la quinta parte de las y los menores desaparecieron en Jalisco”.

Según el CEPAD, estas cifras evidencian que durante los últimos años en Jalisco se ha presentado un constante y alarmante incremento de personas desaparecidas, mientras que las acciones institucionales han sido insuficientes para dar respuesta a esta problemática y no responden al grado de vulnerabilidad al que están expuestas las personas desaparecidas.

En cuanto a la situación de los niños, niñas y adolescentes, ante las deficiencias de la Alerta Amber en Jalisco, dice la Asociación Civil, la invisibilidad de la problemática y la posible relación de las desapariciones de esta población con dinámicas delictivas de trata de personas, las y los menores de edad se encuentran en una situación de extrema inseguridad y son particularmente susceptibles de ser víctimas de violaciones a los derechos humanos, a su integridad personal y a su vida.

“Ante la situación de la crisis sanitaria y sus impactos negativos en las acciones de búsqueda e investigación, diversos organismos, organizaciones y colectivos nacionales y locales se han pronunciado sobre la importancia de que las instituciones correspondientes no suspendan estas actividades, al igual que sobre la importancia de que éstas difundan su plan de acción para mantener sus funciones y tareas activas en el periodo de emergencia, y que atiendan de forma prioritaria la problemática de la desaparición de personas”, apuntan el CEPAD en un comunicado.

Y añade: “De igual manera, a nivel estatal el colectivo Por Amor a Ellxs ha expuesto las malas prácticas que se han mantenido dentro de la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas (FEPD) y exigió al Gobierno de Jalisco que, ante la situación de la pandemia, la búsqueda e investigación fueran nombradas y decretadas como actividades esenciales”.

“Desde el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo A.C. (CEPAD), nos sumamos a estas preocupaciones y exigencias para que el gobierno de Jalisco cumpla de manera eficaz y continua con sus obligaciones de buscar, investigar y garantizar los derechos a la verdad y el acceso a la justicia a todas las víctimas de desaparición. Coincidimos que, ante la situación de emergencia por el COVID-19, existen varias modalidades de búsqueda e investigación desde el campo administrativo que no ponen en riesgo de contagio a las y los servidores públicos, mismas que requieren asumirse con seriedad, responsabilidad y proactividad”, se afirmó.

Además, añaden, ante el rezago referente a la implementación de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas en la entidad y la falta de cumplimiento de los objetivos de la Estrategia Integral de Atención a Víctimas de Desaparición, consideramos que el tiempo de la pandemia del Covid-19 puede constituir un momento oportuno para realizar un diagnóstico de la situación y construir una agenda de trabajo sobre los pendientes que existen hasta ahora en su implementación y aplicación en Jalisco.

Es importante que durante el tiempo de la pandemia, las autoridades encargadas de los procesos de búsqueda, investigación, atención a víctimas e identificación forense tomen un papel más activo en la creación de observaciones y propuestas para las iniciativas de ley en materia de desaparición y atención a víctimas. Además, que abonen al diseño de las medidas y estrategias de prevención del delito de desaparición –que hasta la fecha son inexistentes en Jalisco–, así como contribuir al diseño e implementación de mecanismos de coordinación interinstitucional, participación conjunta y ejercicios de rendición de cuentas ante la sociedad.

Ante la limitada accesibilidad a las instituciones durante la crisis sanitaria, la poca difusión de sus actividades y la falta de respuestas a las peticiones de familiares de personas desaparecidas de obtener información sobre los avances en las investigaciones a distancia, se requiere buscar nuevas estrategias de comunicación externa y medidas de atención de carácter más flexible y menos formalizado mediante el uso de herramientas tecnológicas y medios electrónicos y otras vías de comunicación.

Lo anterior, a fin de responder a las necesidades de familiares de personas desaparecidas, proporcionar una amplia difusión de las actividades y formas de brindar servicios por parte de las autoridades, así como garantizar el derecho a la información y el derecho a participar de manera activa en la búsqueda e investigación del caso.

En cuanto a la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas (FEPD), la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de Jalisco (COBUPEJ) y la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas Jalisco (CEEAVJ), consideramos prioritario que asuman con seriedad las tareas de capacitación y sensibilización de las y los funcionarios públicos, y reiteramos la importancia de que se elaboren los planes de investigación basados en un análisis exhaustivo de casos, los expedientes de búsqueda completos e integrales, los informes públicos de análisis de contexto multidisciplinarios, las metodologías de trabajo y guías de búsqueda diferenciadas, incluyendo la búsqueda de personas que pertenecen a sectores de población más vulnerables y las desapariciones recientes, de mediana y de larga data, así como que se generen insumos para la creación del Programa Estatal de Búsqueda.

Además, frente las afectaciones en la salud mental y física e impactos sociales y económicos diferenciados que implica la pandemia del Covid-19, se requieren medidas basadas en las necesidades reales de familiares de personas desaparecidas, de carácter especializado e integral, mismas que se debe brindar a la distancia y sin trámites burocráticos.

Además de lo anterior, ante la necesidad de continuar con los trabajos de búsqueda y localización de personas reportadas como desaparecidas y a fin de atender la gravedad de la situación de desaparición de niños, niñas y adolescentes en la entidad, es vital eficientar la coordinación interinstitucional, tal como la implementación de la Alerta Amber en Jalisco y establecer bases adecuadas para su operación mediante una ley estatal en materia de desaparición a fin de subsanar las deficiencias. Asimismo, es de vital importancia que en este tiempo de pandemia se diseñen las metodologías adecuadas para que se ejecuten las acciones de búsqueda y de análisis de contexto, con un enfoque diferenciado y el interés superior de la niñez a fin de conocer los patrones y las causas que favorecen la desaparición de menores de edad en Jalisco, incluyendo las estructuras de macrocriminalidad y redes de trata de personas existentes en la entidad, y generar insumos para la implementación de medidas de prevención, concluye el CEPAD.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads