Nueva Zelanda declara sus hospitales libres de Covid-19

Nueva Zelanda dio de alta al último paciente de coronavirus ingresado y después de cinco días en los que no se ha detectado un nuevo caso, el país no tiene a ninguna persona hospitalizada por Covid-19, informó este miércoles el Gobierno neozelandés .

“Creo que esta es la primera ocasión probablemente, al menos en un par de meses, en la que no tenemos a nadie en el hospital (por la COVID-19), así que estamos en una buena situación”, señaló el director general de sanidad, Ashley Bloomfield.

Desde el principio de la pandemia de Covid-19, Nueva Zelanda ha acumulado un total de mil 154 casos confirmados de infección por coronavirus, de los cuales 21 permanecen enfermos.

El primer caso de contagio por Covid-19 en Nueva Zelanda se detectó el 28 de febrero, y como la inmensa mayoría de los que le siguieron, se trataba de un viajero procedente de países ya afectados.

El Gobierno neozelandés decidió actuar con celeridad anticipándose a los acontecimientos, impuso a finales de marzo unas medidas de confinamiento que fueron consideradas entre las más estrictas del mundo.

En las últimas dos semanas, ha reabierto escuelas, bares y otros establecimientos tras haber declarado que había ganado la batalla contra la pandemia, aunque sigue manteniendo normas de distanciamiento social y el nivel 2 de alerta.

Los puntos clave para Nueva Zelanda en la estrategia de control total para la eliminación cuando inició la pandemia, han sido: controles fronterizos con aislamiento de viajeros efectivo;

Detección rápida a través de pruebas generalizadas, aislamientos y rastreo de contactos; promoción intensa de la higiene y cumplimiento estricto del distanciamiento social; y una estrategia efectiva de comunicación para la población.

Nadie podía salir de casa en el momento más extremo de la pandemia, excepto a comprar víveres o medicinas, o hacer ejercicio en los alrededores del hogar. Solo se permite el contacto en la “burbuja” del hogar y las autoridades constantemente informan cómo salir de forma segura. Los empleados de servicios esenciales eran los únicos que pueden estar en las calles.

“Ir fuerte y a tiempo le dio al gobierno y al sector de la salud margen para prepararse para lo peor, incluida la instalación de estaciones de prueba y tratamiento hospitalario”, comentó para la BBC Mundo la profesora Ella Henry, de la Universidad Tecnológica de Auckland (Nueva Zelanda).

“Sigue las reglas y QUÉDATE EN CASA. Actúa como si tú tuvieras covid-19. Esto salvará vidas”, decía un mensaje del gobierno enviado el 25 de marzo a toda la población a través de los celulares.

Con información de Notimex y BBC Mundo.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads