Se mantiene represión federal contra manifestantes antiracismo en EU; ONU manifiesta preocupación

Estados Unidos vivió el sábado una nueva noche de disturbios y protestas contra la represión policial, especialmente en Seattle y Portland, avivadas por la decisión del presidente Donald Trump de enviar agentes federales para frenar la violencia.

Las protestas se recrudecieron después de que el gobernador del estado de Washington, el demócrata Jay Inslee, anunciara que ya habían llegado a la ciudad de Seattle agentes federales. Inslee dijo que Trump “busca confrontación” e instó a mantener las protestas de manera “pacífica”.

Seattle y Portland son escenarios desde hace dos meses de manifestaciones continuas, que en algunos casos han desembocado en choques con la policía, tras la muerte de George Floyd asfixiado bajo custodia policial a finales de mayo en Mineápolis, Minesota.

El fallecimiento de Floyd provocó la mayor ola de protestas en todo el país contra la violencia racial en medio siglo.

Trump anunció la semana pasada que enviará cientos de agentes federales a varias ciudades para contener la violencia, la mayoría gobernadas por la oposición demócrata, algo que ha sido criticado como un “truco político” y una maniobra de distracción de su fallida gestión de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

“Este baño de sangre debe terminar”, afirmó Trump el miércoles en un acto en la Casa Blanca, en el que estuvo acompañado por el fiscal general William Barr.

Las autoridades locales, sin embargo, han cargado contra la decisión de Trump al asegurar que la llegada de agentes federales solo contribuye a tensar aún más la situación. “Tenemos un presidente que ha estado muy orientado hacia el conflicto. Y para ser justos, no confío en este presidente”, replicó el sábado Jenny Durkan, alcaldesa de Seattle, al comentar la llegada de agentes federales.

Este fin de semana también hubo protestas en Austin, Louisville, Nueva York y Los Ángeles, entre otras..En Austin, Texas, un hombre resultó muerto en un tiroteo ocurrido en la noche del sábado durante la protesta que tuvo lugar en el centro de la ciudad.

Un testigo dijo al diario Austin Statesman que el incidente tuvo lugar cuando un hombre buscó embestir con su auto a la multitud. El coche fue rodeado por manifestantes, y uno de ellos se aproximó cargando un rifle. El conductor sacó un arma por la ventanilla y realizó varios disparos, impactando en el hombre con el rifle, antes de salir del lugar a toda velocidad.

En tanto, Trump en Estados Unidos avisó este domingo que tiene previsto endurecer la respuesta de las fuerzas federales ante las protestas contra el racismo en la ciudad de Portland, Oregon, dado que amenazan con extenderse a otras ciudades del país.

“Vamos a tomar medidas adicionales a principios de la semana que viene como muy pronto”, dijo Chad Wolf, responsable en funciones del Departamento de Seguridad Interior, cuyo dispositivo fue acusado de realizar detenciones arbitrarias y de actuar sin identificación a la hora de contener las manifestaciones en Portland.

El gobierno de Trump defendió esta respuesta, tachada de ilegal por la oposición demócrata y por organizaciones por los derechos civiles, dada la virulencia de las manifestaciones.

“Vienen armados con piedras, botellas, bates de béisbol, herramientas eléctricas, fuegos artificiales, y centran su violencia en las instituciones y en los agentes federales”, declaró Wolf, cuyo vivienda fue rodeada este domingo por grupos de manifestantes que exigían la dimisión de este antiguo lobbyista.

Portland se convirtió en uno de los últimos grandes focos de las manifestaciones de estas semanas contra la brutalidad policial en Estados Unidos. El sábado, protestas pacíficas terminaron en enfrentamientos con las fuerzas federales que reprimieron usando gas pimienta y gases lacrimógenos.

En este sentido, las protestas en la ciudad de Seattle durante la noche del sábado se han saldado con 45 detenciones y 21 policías heridos.

“La Policía ha realizado 45 detenciones en relación con los disturbios de hoy en el distrito este. 21 policías sufrieron heridas después de ser golpeados con ladrillos, piedras y otros explosivos”, ha explicado la Policía de Seattle a través de su cuenta de Twitter.

El asesinato de George Floyd, un afroamericano desarmado quien estuvo unos ocho minutos con su cuello aprisionado por la rodilla de un agente blanco de Policía, desató protestas y disturbios en las principales ciudades de Estados Unidos, en un movimiento que ha ido creciendo y se ha expandido en todo el mundo en contra del racismo.

Ante este contexto, la ONU advirtió a las autoridades de EU sobre el arresto ilegal y uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y periodistas en las protestas antirracistas en el país.

En este sentido, la portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Liz Throssell, dijo el viernes que “ha habido informes de que manifestantes pacíficos han sido detenidos por agentes de la policía no identificados y eso genera preocupación porque puede colocar a los detenidos fuera de la protección de la ley y puede dar lugar a detenciones arbitrarias y otras violaciones de los derechos humano”.

Además, Throssell pidió a las autoridades estadounidenses a asegurarse de que las fuerzas federales y locales de seguridad, especialmente las desplegadas en la ciudad de Portland, estén identificadas de manera adecuada y clara y que utilicen la fuerza sólo cuando sea necesario, proporcionalmente y de conformidad con las normas internacionales.

Con información de agencias EFE y AFP.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

You May Also Like