Trump sugiere posibilidad de retrasar elección presidencial; encuestas no le favorecen

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió este jueves retrasar las elecciones presidenciales previstas en su país para el 3 de noviembre, en un momento en el que segu a varios sondeos, las estadísticas no le favorecen.

“Con la votación universal por correo (no la votación en ausencia, lo cual es bueno), 2020 será la elección más INACTIVA Y FRAUDULENTE de la historia. Será una gran vergüenza para los Estados Unidos. Retrasar la elección hasta que las personas puedan votar de manera adecuada y segura???”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Este jueves Trump también tuiteó: “Los demócratas hablan de influencia extranjera en el voto, pero saben que el voto postal es una manera fácil para los países extranjeros de entrar en la carrera (electoral)”.

En junio, el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, afirmó que su mayor preocupación es que “este presidente va a tratar de robar esta elección”, citando como argumento sus comentarios sobre el voto por correo.

Biden incluso dijo que consideró la posibilidad de que Trump se niegue a dejar la Casa Blanca si pierde.

Encuestas no le favorecen

Aunque el equipo del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump Trump, asegura que no se fija en encuestas, su popularidad se ha desplomado en las últimas semanas debido a la gestión que ha realizado de la crisis sanitaria por el Covid-19, así como la represión contra los manifestantes antiracismo en todo el país.

En este escenario, el virtual candidato demócrata, Joe Biden, se está demostrando como un político “atrapalotodo”. Su propuesta convence a un sector poblacional amplio y su campaña se está centrando en ello. Su objetivo es atraer al electorado afroamericano, al latino, a las mujeres y a los sectores más izquierdistas de su partido, pactando programa con Bernie Sanders.

Todas las encuestas de julio dan por ganador a Biden. La más ajustada por dos puntos, pero la más amplia por hasta 15 puntos. No se daban previsiones de diferencias de dos dígitos entre los candidatos desde las elecciones que enfrentaron a Bill Clinton y Bob Dole en 1996, según reportó France 24.

Donald Trump se sigue aferrando a su electorado base, que es mucho más limitado que el de su rival. La población que vota mayoritariamente a Donald Trump es blanca, suelen se hombres y, en muchos casos, sin estudios superiores. Pero no tiene asegurada la victoria ni en estados habitualmente de voto republicano que le dieron la victoria en 2016.

En Florida, Biden aventaja en 13 puntos a Donald Trump, según una encuesta divulgada por la Universidad de Quinnipiac. Si esto fuera verdad, sería un duro golpe a las aspiraciones de reelección. La batalla electoral en este estado será clave para el discurrir general de los comicios.

La principal causa de esta caída en la popularidad del presidente se debe a su gestión de la crisis sanitaria del coronavirus. En un principio, el líder republicano apenas dio importancia a la pandemia y se opuso sistemáticamente al cierre y cuarentenas de los estados más afectados. Los enfrentamientos con las administraciones estatales y locales han sido constantes en los últimos meses.

El mandatario hasta llego a cuestionar la utilidad del uso de mascarillas en público. La cuestión del tapabocas se convirtió en un enfrentamiento que pasó a terreno político. Seguidores republicanos del país optaron por no llevar puesto este elemento protector, mientras que los demócratas defendían su uso.

Pero el número de casos y fallecidos se disparó en Estados Unidos. Actualmente es el país más afectado del mundo, con casi 4.200.000 positivos y 146.500 decesos, según reporta el rastreador de la Universidad Johns Hopkins. Estos datos superan ampliamente las previsiones del mandatario y se acercan más al peor escenario posible previsto por la Casa Blanca.

Algunos estados como California, Texas o Florida se encuentran seriamente sobrepasados por la cantidad diaria de nuevos contagios, algo que, desde luego, afecta a la popularidad del candidato republicano y presidente.

Aunque su equipo de campaña asegura que no se fijan en las encuestas, la actitud de Donald Trump ha cambiado cuando los sondeos han empezado a venir muy negativos para sus intereses. El objetivo ahora es no salirse del guion en la lucha contra el Covid-19.

Donald Trump promueve desde hace unos días el uso de mascarilla, y hasta ha llamado a este gesto “un acto patriótico”. Ya no se le ve reticente a usarla en público como antes y el esfuerzo económico del Ejecutivo en las últimas semanas en la búsqueda de una vacuna se ha ampliado. Trump sabe que si la situación epidemiológica mejora de aquí a noviembre, la intención de voto a su candidatura también lo hará.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads