Macron aplica un “Jóvenes Construyendo el Futuro” en Francia para reactivar la economía tras Covid-19

El gobierno francés presentó un plan de 7 mil 500 millones de dólares para apoyar a los jóvenes a entrar en el mercado laboral en el contexto de la pandemia del Covid-19; en redes sociales y la opinión pública ha trascendido que este programa tiene vastas similitudes con la iniciativa de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, implementada en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Entre otras medidas el gobierno francés, presidido por Emmanuel Macron, ofrecerá una ayuda de 4 mil 630 dólares para favorecer la contratación de 450 mil personas antes de enero. También está previsto crear 230 mil contratos de aprendizaje y 100 mil contratos de profesionalización.

El plan tiene el objetivo de ayudar entre 700 mil y 800 mil jóvenes que deberían entrar en breve en el mercado del trabajo “en un regreso complicado” en septiembre, dijo el primer ministro francés Jean Castex, que presentó el plan tras una visita a una planta en Besançon que forma a jóvenes trabajadores.

El plan también recupera las ayudas que ya estaban en vigor desde el 1 de julio para promover los contratos alternos (trabajo y estudio al mismo tiempo) para los jóvenes: una ayuda de 5 mil 790 dólares para los contratos de jóvenes de menos de 18 años y de 9 mil 270 dólares si son mayores de edad.

El gobierno también propondrá 100 mil formaciones académicas para jóvenes que no lograron superar los estudios superiores, en los sectores de la transición ecológica, la salud o el mundo digital.

Para ayudar a las empresas que dudan en contratar, el gobierno creó una prima para las que contraten a un joven menor de 25 años entre agosto y enero, con un contrato de al menos tres meses y con un sueldo máximo equivalente a dos sueldos base.

Por otro lado, el país galo espera crecer 8% para el 2021, según unas declaraciones recogidas por Reuters del ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, el jueves.

Le Maire afirmó ante la Asamblea Nacional que espera que la actividad económica retome el nivel precrisis en el 2022. Es decir, que el próximo año Francia no logrará despegar por completo. Le Maire también mencionó que los últimos datos macroeconómicos nacionales son “satisfactorios pero muy frágiles” para cambiar las estimaciones de una contracción de 11% este año.

También, el presidente francés, Emmanuel Macron, descartó recientemente el alza en impuestos para financiar las medidas adoptadas para contener la recesión posterior a la crisis del coronavirus, y anunció que relanzará la reforma de pensiones que quedó pendiente a causa de la pandemia.

“No se supera una crisis como esta subiendo impuestos”, indicó Macron en una entrevista televisada. El presidente francés dijo que subir los impuestos tendría efectos negativos en el consumo de los franceses y generaría dudas en la economía.

“No solucionaría nada y desanimaría a la gente de buscar un enriquecimiento a base de trabajo”, señaló Macron, quien recordó que en su programa electoral se comprometió a reducir la presión impositiva, una de las más altas de Europa.

También indicó que volverá a proponer la reforma de las pensiones, aunque lo hará de forma diferente a como lo hizo hace unos meses, cuando provocó una gran oposición de los sindicatos, quienes paralizaron en forma de protesta, importantes servicios públicos del país durante semanas.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads