Hay una red de políticos acaparadores de agua, vinculados a protestas en La Boquilla: Gobierno Federal

Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, informó que las protestas que se generaron en La Boquilla, Chihuahua, no responden a un movimiento espontáneo, sino que se encuentran ligadas a políticos acaparadores de agua y presuntos delincuentes que operan en la entidad.

Durante la rueda de prensa matutina, ante el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el funcionario exhibió una red de políticos vinculados a diversos temas relacionados con los tratados y negocios del agua en Chihuahua.

“Hay una red de políticos acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a toda esta trama. Es decir, no es un movimiento espontáneo. No ha habido falta de agua. Y vemos detrás de toda esta embestida a la Guardia Nacional es porque quieren seguir manejando este tipo de negocios del agua en detrimento de la nación, poniendo en riesgo un tratado internacional”, dijo el funcionario al advertir que algunos de estos han pretendido embestir a la Guardia Nacional.

De acuerdo con Mejía Berdeja, uno de los grupos implicados en estos casos son los llamados “nogaleros” y aludió en concreto a la familia Urionabarrenechea, misma que está vinculada al ex gobernador detenido en Estados Unidos, César Duarte.

Refirió que el suegro de uno de ellos fue el presidente de la junta de aguas y saneamiento de Chihuahua, es decir, el grupo que estuvo detrás del financiamiento de la movilización en La Boquilla. Estos políticos con intereses participaron en la repartición de palos y bombas molotov, indicó.

En ese sentido, abordó las relaciones del actual gobernador, Javier Corral, con los involucrados, por lo que el supuesto conflicto que tuvo con César Duarte sería nada más “testimonial”.

El Subsecretario mostró una imagen de noviembre de 2019 en donde se inaugura una planta tratadora de aguas residuales en Delicias y en la que aparece Corral, así como uno de los beneficiarios, Carlos Cuevas Abundia, detenido este año por autoridades estatales por participar en el homicidio doloso de dos escoltas e involucrado en el delito de huachicol.

“Ahí están compartiendo el mismo evento”, subrayó el funcionario. Y abundó en que Cuevas Abundia tiene nexos, como lavador de dinero, con el Cártel del Pacífico, en relación directa con un sujeto identificado como “El Placas”.

Además, recordó que Corral se comprometió junto con sus homólogos en Coahuila y Tamaulipas y con la Secretaría de Gobernación para cumplir con los tratados concernientes al manejo de agua en la entidad. Lo anterior también se ratificó en un acuerdo firmado el pasado 1 de agosto. Por lo tanto, el mandatario estatal sabe que es correcto el actuar de la Guardia Nacional en Chihuahua.

Así, dijo, “más allá de la congruencia o incongruencia de Corral”, hay interés económicos y políticos que han puesto en riesgo un tratado internacional.

Asimismo, refirió que se generó una camapaña de desinformación bajo la idea falsa de que se iban a quedar sin agua los productores, lo cual es falso, ya que “hay un gran acaparamiento del agua por ocho usuarios que tienen 36 millones de metros cúbicos, equivalente al 12.5 por ciento del adeudo con Estados Unidos”. Entre estos se encuentra la familia Urionabarrenechea, con nueve millones de metros cúbicos.

Entre los grupos que mantienen intereses sobre el agua también está el diputado local por Delicias, Jesús Valenciano, “quien increpó a la Guardia Nacional, les dio un ultimátum para que se fueran y les dijo que si no se iban les iba a pasar lo mismo que había pasado en La Boquilla”. Su familia pertenece a uno de los grupos que acaparan agua en la entidad.

Por su parte, Blanca Jiménez Cisneros, directora de la Comisión Nacional del Agua, informó que Chihuahua tiene pendiente de entregar 319.8 millones de metros cúbicos de agua provenientes del Río Conchos, de los 289.4 millones de metros cúbicos que le corresponde dar a Estados Unidos como parte del tratado de 1944.

Recordó que son seis ríos los que deben de aportar al Tratado, los cuales son: Río Conchos, Chihuahua; Las Vacas, San Diego, San Rodrigo, y Escondido, en Coahuila; y Salado, en Tamaulipas.

“Conforme ha pasado el tiempo, Chihuahua ha aportado menos agua, provocando que los demás estados además de dar su parte duplicaran su pago de agua”, advirtió la funcionaria, quien precisó que el Río Conchos debe aportar el 54 por ciento de lo que se entrega de agua a Estados Unidos cada cinco años, pero en este ciclo sólo ha aportado el 46 por ciento.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads