Se mantienen protestas en Costa Rica contra aumento de impuestos y préstamo del FMI

Desde el pasado 30 de septiembre, Costa Rica está envuelto en protestas ciudadanas y bloqueos de decenas de carreteras y puestos fronterizos estratégicos para el país en los que cada día participan entre cientos y miles de personas.

El desencadenante fue la intención del gobierno de negociar un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para enfrentar la crisis económica causada por la pandemia, pero que se traduciría en una subida de impuestos, entre otras medidas.

Y aunque el ejecutivo dio marcha atrás en sus planes y llamó al diálogo, las protestas continuaron.

De hecho, la tensión siguió en aumento en los enfrentamientos entre policía y manifestantes, con un balance -tras 15 días de movilizaciones- de más de un centenar de heridos y otras tantas personas detenidas.

La economía de Costa Rica atraviesa por uno de sus peores momentos de los últimos 40 años, con un déficit fiscal para este año que el gobierno prevé que sea cercano al 10% del Producto Interno Bruto.

La pandemia de covid-19 no hizo más que agudizar esta crisis en un país donde el turismo es uno de sus principales ingresos y que vio cómo el desempleo se disparó del 12% al 24% tras la llegada del coronavirus.

Ante esta situación, el gobierno dio a conocer a mediados de septiembre que estaba en negociaciones con el FMI para poder acceder a un préstamo de un mil 750 millones de dólares con el que estabilizar las finanzas del país.

Pero el acuerdo contemplaba medidas que desataron la indignación de parte de la población, como la venta de algunos activos estatales, la congelación de sueldos para los funcionarios y, especialmente, el aumento temporal de varios impuestos.

El llamado “Movimiento Rescate Nacional” -liderado por el excandidato presidencial José Miguel Corrales y otros personajes políticos y sociales- anunció que los bloqueos persistirán hasta que el Gobierno desista de impulsar el acuerdo con el FMI, que trae consigo un paquete de nuevos impuestos y recorte de gastos.

El Gobierno informó que este viernes ha contabilizado unas 1.200 personas que participan en un total de 33 bloqueos en puntos estratégicos de carreteras, principalmente en el interior del país, que evitan el paso hacia puertos, aeropuertos, fronteras y zonas agrícolas y turísticas.

“Nuevamente invitamos a los diversos movimientos a que depongan su actitud de confrontación y que nos sentemos a dialogar. El Gobierno solamente pide que levanten los bloqueos que están afectando a tantos costarricenses y que viene vulnerando seriamente la economía del país, causando pérdidas millonarias”, dijo el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto.

Según las cifras del Gobierno, en estos tres días de bloqueos el sector agrícola ha reportado pérdidas por 37 millones de dólares. La madrugada de este viernes la fuerza pública levantó varios bloqueos, algunos mediante el uso de gases, y decomisó una veintena de bombas molotov, cuartos de dinamita y piedras, que no fueron utilizados por los manifestantes.

Los sectores empresariales del país han exigido al Gobierno que dialogue, pero que también garantice el libre tránsito que permita el desarrollo del turismo, las exportaciones y el movimiento de mercancías en momentos en el que el país trata de reactivar su economía en la pandemia. A ambos lados de la frontera entre Costa Rica y Panamá, cientos de camiones de carga no se pueden movilizar debido a un bloqueo de carretera en territorio costarricense.

Con información de BBC Mundo y DW.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads