Por la libre: Morena ante la lección; Bolivia: el pueblo; violencia: sigue; Gracolana

1.- Fue evidente que hubo anomalías en las elecciones, sobre todo en Coahuila, pero no se puede negar que para comprar votos, hubo quienes lo aceptaron, y que a la derecha le causó felicidad el triunfo tricolor en esta entidad y en Hidalgo; también es cierto, que de nada sirve que se demuestre que con el prianismo tuvo su auge la corrupción, al igual que el éxito de unos cuantos, se edificó a expensas de la pobreza de los más, que, con tal de imponer sus negocios, no importó que se haya masacrado al pueblo en diversas épocas, lo mismo de manera abierta que en la guerra sucia de exterminio sobre los luchadores sociales, ya sea mediante el asesinato, o el encierro, tras el invento de delitos.

Viendo lo anterior, me pregunto, ¿qué acaso no se ha aprendido la lección?, ¿por qué besar las cadenas que esclavizan?, ¿qué siente el votante que no es capaz de pensar en una variante, para salir del estado de pobreza en el que vive?, ¿su resignación a no salir de la precariedad es infinita?, ¿no verán la luz del sol los anhelos de su emancipación?

Coahuila: un Moreira endroga hasta las orejas a la entidad y al siguiente sexenio, así no se crea, eligen al otro Moreira, de Humberto a Rubén, en la ruta de la ignominia que, lejos de recibir el repudio en esa entidad, le brinda el respaldo al que le endeudó casi de por vida al estado, dejando enfrente al carnal, y en la jornada dominical sucedió lo peor, las diputaciones locales para el tricolor, es decir, para que se ayuden, que se perpetúen.

En Hidalgo el triunfo se dio para el tricolor, en menor proporción, pero, al final de las votaciones, fue la derecha la que se llevó el éxito; igual a Coahuila, con situaciones que sí empañaron este proceso, pero no se debe dejar de reconocer que la lucha intestina que ahorca a Morena, tuvo gran trascendencia en las elecciones, una lección que debe verse en su justa dimensión, que el pleito puede llevar al partido a derrotas catastróficas, en el instante preciso en el que la patria corre más peligro, que el fascismo cristero está a las puertas del palacio, que el prianismo quiere regresar a hacer negocios desde el poder, que quiere echar abajo las reformas sociales que se están generando ahora para bien de las mayorías, tendientes a hacer realidad la justicia social, la que apenas se está labrando con gran esfuerzo, y que requiere, en lo inmediato, que en el 21 nuevamente se tenga la mayoría calificada en el congreso, de lo contrario los obstáculos se volverán enormes, se corre el riesgo de una parálisis legislativa como la que se vive en Morelos; entonces, las leyes que se requieren para seguir avanzando, para hacer realidad la transformación, no saldrán, y se culpará al gobierno, como lo ha hecho la derecha golpista siempre ante los regímenes progresistas, se tuvo en Guatemala, en Chile y en México pide lo mismo.

Esta lección, morenistas afines a la cuarta transformación, debe dejarles una lección; a los infiltrados, descúbranlos y denúncienlos; la cuarta transformación, bien vale el trabajo. Se está en la delgada línea que lleva al éxito o al fracaso, bienvenidos los que no desmayan, los eficientes, los nacionalistas, porque ellos sabrán hacer grande al país.

2.- En Bolivia los golpistas callaron, y regresa el pueblo al poder, en una jornada que se vio grande porque retorna al poder un gobierno eficiente y que requiere respaldo.

3.- La violencia imparable, dos mujeres en Huitzilac, un hombre en Jiutepec y otro en Temixco, y es de lo que se sabe, pero no pasa nada, Ortiz Guarneros, comisionado Estatal de Seguridad de Morelos, sigue sin dar pie con bola, ni lo hará; él no es de este mundo, no le interesa este mundo y perderá todo.

4.- Graco Ramírez se apuntó seis años maquiavélicos al frente de la entidad, y desde los tantos amarres que logró, hace lo que se le viene en gana en el territorio zapatista, y para la elección intermedia tiene injerencia en el grupo de seudoindependientes de Antonio Sandoval; igual en el de Víctor Sánchez Trujillo; en el partido de Julio Espín, en el PRD, en el gobierno del Cuauh, por lo que nada se le escapa, y dicta órdenes en el congreso, y algunos de sus amigos están en el interior del gobierno, todos listos para ir donde la voz del amo les indique.

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads