Etiopía rechaza mediación internacional en conflicto en Tigray

    El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Alí, se acogió este miércoles al principio de no injerencia en los asuntos internos del país como respuesta a los llamamientos al diálogo para resolver el conflicto en Tigray (norte del país), el cual ya se extiende a tres semanas.

    Entretanto, prosiguen los combates entre el Ejército gubernamental con las fuerzas del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF), el cual se salda, hasta ahora, con más de 45.000 desplazados hacia el vecino Sudán del Sur.

    En un comunicado público, Ahmed apostó por el «firme compromiso de Etiopía con la cooperación multilateral y un orden mundial basado en los principios y normas del Derecho Internacional», recordaba que «la comunidad internacional debería mantenerse al margen hasta que el Gobierno de Etiopía formule su solicitud de asistencia a la comunidad de naciones».

    Por ello, el ganador del Nobel de la Paz en 2019, ha vuelto a defender lo justificado de la operación militar lanzada el pasado 4 de noviembre en Tigray contra las fuerzas del TPLF después de que estas atacaran el Mando Norte del Ejército, lo cual sucede, según denunció Ahmed, a medida que las reformas acometidas tras su llegada al poder en 2018 comenzaron a «dar sus frutos», lo que llevó a «miembros radicales del antiguo orden, y en particular el TPLF, a hacer todo lo que estaba en sus manos para subvertir las reformas y volver al poder mediante el uso de la fuerza».

    Ahmed defendió que «como Estado soberano, Etiopía tiene todo el derecho a aplicar sus leyes dentro de su territorio y eso es exactamente lo que estamos haciendo», e insiste en que todo es conforme con la Carta Africana sobre Democracia, Elecciones y Gobernanza que «prohíbe el cambio inconstitucional de Gobierno y promueve la gobernanza democrática».

    Las palabras de Ahmed se producen en medio de los esfuerzos de la Unión Africana para tratar de mediar entre el Gobierno etíope y el TPLF, así como de los llamamientos a nivel internacional al diálogo entre ambas partes, a los que Adís Abeba se ha mostrado contrario en todo momento.

    El secretario general de la ONU, António Guterres, expresó este martes su «profunda preocupación» por la situación en Tigray y pidió a las partes que protejan a la población civil, ante el anuncio del Gobierno etíope de un inminente asalto sobre Mekelle, la capital regional.

    Con información de TeleSur.

    Tags:

    • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

    • Mostrar Comentarios (0)

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.