Comparece director del Insabi en el Senado; se tuvo capacidad incluso en momentos críticos de la pandemia, asegura

El director general del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, aseguró que el sector salud se siente satisfecho de que en todo momento, incluso en el más crítico de la pandemia, se contó con la capacidad humana y de camas hospitalarias para atender a la población.

Asimismo, el funcionario afirmó que el país cuenta con un stock suficiente para enfrentar la llegada, en la época invernal, de la sindemia Covid-Influenza.

Ferrer Aguilar compareció ante la Comisión de Salud, que preside el senador Miguel Ángel Navarro Quintero, como parte de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno.

Miguel Ángel Navarro expuso que esta comparecencia se da en un contexto nacional y mundial, donde el debate principal es la salud. Indicó que el número de casos de Covid-19 alcanza más de un millón 200 mil casos y más de 111 mil defunciones.

Aunado a ello, mencionó, está la carga de mortalidad que se tiene por diversas enfermedades crónico-degenerativas. Consideró necesario hacer un análisis con responsabilidad de cara a la sociedad, a fin de que tenga la certeza de que sus representantes populares y las instituciones del Estado “estamos al tanto de su salud, de sus preocupaciones y trabajando por el bien de todos los mexicanos”.

En tanto, Juan Antonio Ferrer informó que se han adquirido más de 4 millones de piezas de medicamentos específicos para la atención moderada y grave de la Covid-19, que incluye sedantes, relajantes musculares, vasopresores y antinflamatorios, entre otros.

Refirió que en unidad de terapia intensiva, un paciente con el nuevo coronavirus consume cuatro veces más sedantes, que algún ingresado con cualquier otra patología. Asimismo, indicó que para un adecuado control epidemiológico, se han adquirido 603 mil sets de diagnósticos de laboratorio PCR.

Dijo que queda patente el humanismo del personal sanitario para atender a todas y todos los pacientes. Mencionó que el Insabi ha contratado y reclutado 18 mil 886 trabajadores, destinados a la atención exclusiva de la Covid-19 en 30 entidades.

Además, agregó, se transfirieron recursos para la contratación de 4 mil 29 plazas en los institutos nacionales de alta especialidad, así como a 4 mil 331 plazas para el ISSSTE, lo que suma un total de 27 mil 246 plazas autorizadas de personal médico, paramédico y afínes.

El director del Insabi señaló que el esfuerzo de compra de insumo médicos para atender la pandemia contó con el apoyo de la Cancillería, además, destacó, la coordinación con las Fuerzas Armadas para poner en funcionamiento 32 hospitales en 17 estados.

Se trabaja en adquirir los equipos de protección personal para el personal de salud en los 32 estados de la República y las instituciones federales que lo han requerido, añadió.

Por otro lado, dijo que está en marcha la transformación del sistema de salud, a través del despliegue del Modelo Sabi, que se centra en las necesidades de las personas, su familia y comunidad, con énfasis en la promoción y prevención de la salud.

Juan Antonio Ferrer también resaltó que se ha dado otro paso importante, pues el pasado 1 de diciembre se aplica la gratuidad para el tercer nivel de atención. Ello, subrayó, se logró modificando el marco legal y aportando recursos financieros, al incrementar el presupuesto en casi 7 mil millones de pesos a los institutos nacionales y hospitales de referencia.

En otro tema, el funcionario aseveró que existe coordinación efectiva entre el Insabi y los 32 Secretarios de Salud del país, a fin de hacer realidad el fortalecimiento de los servicios de salud a las personas sin seguridad social.

Anunció que se tiene considerado para 2021, un plan de regularización de más de 17 mil trabajadores. Señaló que la Secretaría de Hacienda autorizó este número de plazas y se espera que para 2024, más de 80 mil trabajadores de la salud habrán sido regularizados.

En la ronda de preguntas, la senadora de Morena, Eva Eugenia Galaz Caletti, solicitó al funcionario federal que revisara la cobertura de salud en Coahuila, ya que hay zonas donde la atención medica no llega, como en las regiones ejidales.

Por su parte la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, del PAN, pidió que se explicara si el presupuesto asignado para 2021 contempla las nuevas 17 mil plazas del sector salud, y si la aplicación de 112 mil 500 dosis como primera prioridad en Coahuila y CDMX alcanzará a cubrir al sistema Insabi.

Del fondo catastrófico con el que contaba cuánto queda de la reserva y bajo qué reglas de operación ejerció el recurso, así como la plataforma nacional de transparencia tardó tanto en operar.

En tanto, la senadora por Durango, Lilia Margarita Valdez Martínez, también de Morena, lo exhortó a que expusiera la falta de recursos en su estado y por qué el servicio no ha mejorado, toda vez que ella ha tenido acceso a los documentos donde se corroboran las asignaciones para dar cumplir con la atención médica.

Su compañera de bancada, la senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre le requirió una explicación sobre cuál es la razón de que haya estados donde se cobran los servicios de primer y segundo nivel, los convenios de adhesión y no adhesión y su relación con la gratuidad que fue plasmada en la ley.

En tanto, la senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, de Acción Nacional, dijo que el Insabi es el gran fracaso del Gobierno Federal. “Con mucho respeto le informó que presentará una denuncia ante las instancias correspondientes por todos los recursos que usted ha ejercido sin reglas de operación”, advirtió.

El senador Américo Villareal Anaya destacó los avances que ha tenido el Instituto sobre la reorganización de los servicios que recibió al inicio de la administración federal y que en ese proceso de conformación del Insabi, le tocó al nuevo sistema enfrentar la emergencia sanitaria por el covid-19. “Confíanos en que este nuevo modelo nos ayudará a salir como una herramienta de oportunidad para brindar una mejor oportunidad de salud a los mexicanos”, expresó.

En sus respuestas, Juan Antonio Ferrer explicó que se eligió a Coahuila, como uno de los dos estados para iniciar la vacunación contra el Covid-19, porque tiene condiciones de territorio que se tienen que tomar en cuenta para analizar cómo movilizar esta vacuna a menos de 70 grados. Dijo que para ello se contará con el apoyo de la Sedena y la Marina.

Señaló que una vez que la Cofepris otorgue la aprobación del fármaco, éste llegará a los aeropuertos y será resguardado por las Fuerzas Armadas. Se hará la distribución como está contemplado en la primera etapa, al personal de salud, y luego a la población por edad.

El director del Insabi recordó que el Seguro Popular atendía 66 padecimientos en todo el país, cuando el Consejo de Salubridad ha dicho que se deben atender 96, por lo que ya se trabaja en actualizar esta lista.

Sobre la gratuidad de servicios de tercer nivel, aseguró que estos son gratuitos a partir del 1 de diciembre. Pidió al Congreso que haya disposición de recursos para que ya no se cobre las consultas y medicamentos a las personas que no cuentan con seguridad social.

Reconoció que es difícil componer o integrar el servicio de salud del país, cuando éste “no estaba bien y eran un desastre. Ahora, explicó, los servicios de salud van a evolucionar, esa es la aspiración que tienen todos los que trabajan en Insabi y estamos haciendo lo mejor para dar el mejor servicio a la gente.

Aclaró que se trata de una evolución, pero “de un día para otro” no se componen 40 años, en donde lo que se hizo fue descentralizar los servicios.

Tags:

  • Avatar

    Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Mostrar Comentarios (0)