Al límite del tiempo, UE y Reino Unido logran acuerdo comercial para Brexit suave

Al final, se dio el Brexit suave. Tras casi 10 meses de negociación y apenas a una semana de que finalice el periodo de transición que empezó con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, Bruselas y Londres han cerrado este jueves el acuerdo técnico que debería definir su relación comercial y política futura a partir del 1 de enero.

Los negociadores británicos y europeos han cerrado un complejísimo texto legal, de cientos de páginas, que define las condiciones para las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea cuando éste abandone definitivamente el mercado único y la unión aduanera el próximo 31 de diciembre.

Es “un buen acuerdo, equilibrado, justo”, dijo la presidenta de la Comisión Europea Ursula Von der Leyen. “Por fin podemos dejar el Brexit atrás y la Unión Europea puede seguir avanzando”, agregó la jefa del Ejecutivo europeo. Von der Leyen reconoció que conseguir el pacto ha sido “un camino largo y sinuoso” pero “era un acuerdo por el que había que luchar”.

Reino Unido y la UE concluyen así el Brexit que comenzó en 2016 con un referéndum que dejó dividido al país y en el que una ajustada mayoría votó a favor de abandonar el club. Lo hacen de forma amistosa y con un acuerdo que permitirá garantizar el comercio entre ambos lados del Canal de la Mancha con cero tarifas y cero cuotas, y garantizar la cooperación entre otras cosas, como en materia de seguridad. El pacto, eso sí, está muy lejos de las ambiciones de los 27 que querían mantener una relación lo más estrecha posible con los británicos. Pero precisamente alejarse de Bruselas, el famoso ‘take back control’, era el objetivo de la separación.

De momento, los embajadores de los 27 países del bloque europeo se reunirán probablemente este jueves para una primera discusión, y los Estados miembros tendrán que dar el visto bueno al acuerdo. De ahí, se ajustarán las letras pequeñas.

El acuerdo mantiene prácticamente intacta la relación comercial entre las dos orillas del canal de la Mancha, un enorme flujo que mueve mercancías por valor de más de 500 mil millones de euros al año. El futuro acceso y cuotas de los pescadores de la UE a las aguas británicas ha sido hasta el final el escollo más complicado.

Las empresas británicas tendrán acceso ilimitado y permanente a un mercado de 450 millones de personas. Y las empresas europeas podrán seguir comerciando con el Reino Unido en las mismas condiciones que en la actualidad, lo que les mantiene abierto un mercado al que destinan el 18% de sus exportaciones extracomunitarias.

Con información de El Mundo, El País.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Mostrar Comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.