Diputados de oposición proponen que la ASF revise filiales de Pemex

Un grupo de diputados  presentó una iniciativa de reforma para que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revise el estado en que se encuentran las filiales de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Argumentan que durante los sexenios de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y hasta el de Enrique Peña Nieto, la petrolera fue utilizada para comprar la mayoría accionaria o participar en 90 empresas filiales (en territorio nacional y en el extranjero) con severos problemas financieros o en bancarrota.

En este sentido, ninguna de estas filiales estaba fiscalizada por la ASF, por lo que la propuesta, elaborada por los legisladores del PRI, Movimiento Ciudadano, PVEM y PRD, pretende modificar el artículo 58 de la Ley de Pemex, con objeto de otorgarle competencia a la ASF para revisar las actividades de esas empresas.

“Durante esos cuatro sexenios, a través de firmas offshore, (ubicadas en el extranjero en donde realizan operaciones que no están reguladas en México, puesto que los movimientos no tienen respaldo de alguna institución para enfrentar obligaciones fiscales) se adquirieron a precios superiores a su valor, filiales como el Astillero Hijos de J. Barreras en España, las empresas Agronitrogenados, Fertinal, multimillonarias pérdidas en la petrolera española Repsol o la cuestionable participación en la refinería DeerPark, en Texas”, señalan.

Por ello, ahora, con la iniciativa turnada a la Comisión de Energía en San Lázaro, se contempla ampliar la competencia de la ASF para que, a través del artículo 58 de la Ley, se fiscalicen las empresas filiales en las que Pemex participe, directa o indirectamente, en más de cincuenta por ciento de su capital social y con independencia de que se constituyan conforme a la legislación mexicana o extranjera.

“A mediados del año 2017 el número de filiales de la petrolera sumaba 90. Un año después, confirmado el triunfo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, y hasta el mes de diciembre, la administración de Enrique Peña operó la venta de 29, para heredar al nuevo gobierno 61 de esas empresas. A finales de 2019, Pemex aún era propietaria de 58 y se contempla que esa carga para la petrolera no exista al final del actual sexenio”, expone durante su argumentación.

Es decir, “la Auditoría Superior de la Federación será competente para fiscalizar a Petróleos Mexicanos, a sus empresas productivas subsidiarias y a las empresas filiales sobre las que tenga control sobre sus decisiones o acciones, en términos de las disposiciones constitucionales y legales respectivas”, indicó.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Mostrar Comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.