Por la libre 1.- La soberanía sólo con autosuficiencia 2.- El apagón 3.- Manzanero 4.- Morena 5

1.- La soberanía no se alcanza por decreto ni con buenas intenciones, es por medio de la autosuficiencia como se logra, y mientras mayor sea el número de las autosuficiencias, más fincada será la soberanía y más amplio será el caminar en el concierto de naciones.

No sólo es cuestión de finanzas, subrayó este lunes el presidente en la mañanera, sino de soberanía el que se trabaje en la producción de la gasolina, y puedo agregar, que sea en la totalidad de los energéticos para no depender de nadie. México, con la ventaja, de que se tienen muchas materias primas para alcanzar los productos elaborados que le den el rumbo definitivo del país, pero, para ello, es fundamental contar con un gobierno que se instale en esa necesidad, que quiera hacerlo, que vea a nuestro territorio como el lugar de los mexicanos para su desarrollo en todos los sentidos, y no el espacio para hacer los negocios suculentos para hacerse millonarios, aunque se atente contra nuestra soberanía.

a.- Autosuficiencia alimentaria, sin duda, la más importante, en la que descansan las demás, la que, de no existir, las demás no tienen mayor importancia. Primero está el comer, el que llegue a la mesa de los mexicanos lo suficiente para nutrirse, para que nos desarrollemos, para tener la suficiente fuerza para resistir pandemias como ésta, que nos tomó con sobrepeso, diabetes, hipertensión.

La alimentación juega un rol trascendente en este sentido, y la lucha es para producir en nuestras ricas tierras, lo más que se pueda y la mayor variedad posible para que no exista la necesidad de importar nada, porque de nuestras tierras brota todo, apoyadas por la diversidad de climas y las manos mágicas de los campesinos, a los que sólo les falta respaldo financiero y que las investigaciones se les difundan para que la naturaleza le obedezca, con la fluidez del agua suficiente y trabajo amoroso de su esfuerzo al sol.

b.- Autosuficiencia energética para que tengamos la posibilidad de manejarnos por sí mismos, para tener gasolina, gas y todos sus derivados, con la ventaja de que aquí se tienen las materias primeras para desarrollar esta industria que es la base de las otras industrias, y si la del origen se pone a trabajar, será factible que se surta de combustible a todos los motores de toda la industria, los modos de movilización y todos los hogares.

c.- Autosuficiencia científica de todo tipo para transformar la materia prima tan basta en el país, para hacerla todo y ponerla al servicio de los mexicanos, y se puede, como se pudo sacar adelante a la industria del petróleo después del 18 de marzo de 1938, cuando se tenía la expropiación, pero ahora había que salir adelante, y se logró porque los trabajadores de México son eficientes y tienen la magia de la innovación; cuando no había tornillos se inventaron sustitutos, y cuando sólo se tenía alambre, eso sirvió, y la industria petrolera llegó a ser de las mejores del mundo, hasta que el conservadurismo la fue desmantelando hasta acabar con la gallina de los huevos de oro, pero resulta que si se retoma el trabajo, la producción no sólo se restablecerá, sino que se incrementará, y no es magia, es trabajo, talento, dedicación y amor por el país que el prianperredismofifí con su pacto con(tra) México, desmanteló, empezando por satanizar la palabra que les asusta a los señoritingos, “monopolio”, y si es de estado, huele a comunismo, y diéronse cuenta que era un mejor negocio importar la gasolina que producirla, y su único canto revolucionario fue una barda que nunca terminó, pero que costó tanto que si hubiera sido de oro, hubiera sido más barata, pero la hizo Fecal al que le alcanzó para descorchar muchas, muchas botellas, pues su afición por el alcohol no fue sólo leyenda.

Por la ciencia, las vacunas, respiradores, rayos equis, y todas las máquinas y medicamentos, y todo emanado de los mexicanos, de nuestras universidades que deben ser sitios de investigación.

Por desgracia, muchas veces en las universidades, en lugar de tender puentes con la sociedad, construyen murallas que no van a la ciudadanía, a la que se deben. No siempre se tienen las autoridades, en sus rectorías, con suficiente espíritu colectivo, solidario, emancipador e ingenioso.

¿Por qué?, porque había gobiernos que violentaban a los estudiantes, como si fueran ajenos a México, los veían con indiferencia o con apapacho pernicioso; pero hoy no es así; hoy la expansión universitaria es un hecho, los espacios se abren, y la sociedad espera que sean los sitios de donde surjan las nuevas generaciones no sólo con los conocimientos sustanciales en ciencias, sino en conciencia social, para que lo aprendido y el apoyo recibido por el pueblo a los estudiantes, sea regresado a la calle, a la fábrica, al campo, y con creces, no como pago obligatorio, sino por un anhelo de servir a los demás, como un acto propio hacia los colectivos.

Dicen algunos con aire pragmático, “¿qué caso tiene producir la gasolina si importarla es más barata?”. Discutible, pero concediendo sin aceptar que así sea, viene una superior respuesta: “Tiene mucho caso, por cuestiones de soberanía”, para que nadie nos diga si nos vende o no, cuánto nos quiere vender, cómo lo hará, cuándo lo hará y por dónde. Si aquí lo hacemos y podemos hacerlo, ¿para qué pedir frías donde mal nos ven?.

Que los conservadores elaboren sus historias, que si el pueblo lo decide el 21 será de él, confiará en su gobierno, estará de su lado y le volverá a dar la mayoría en la cámara de diputados para que las autosuficiencias sean muchas para que la soberanía sea nuestra.

2.- El apagón que afectó a tantas entidades y más de diez millones de mexicanos, y no sólo fue la energía eléctrica, sino también telefonía e Internet (bueno, el Internet de ahora, en México, es caro y malo; ellos fallan y no pasa nada, usted falla y tarda un día en pagar, y pasa todo), y fue a las 14:29  se principió con el restablecimiento a las 15:30, pero en algunos lugares hasta las 17 horas llegó, y la velocidad de los técnicos mexicanos logró el milagro de resolverlo todo en un par de horas, felicitaciones, y que sirva de lección para que, antes que arreglar en tiempos récord, se prevenga para que no pase ya.

3.- Alguien escribió que el maestro Armando Manzanero dijo: “voy a apagar la luz” y por eso se dio el desperfecto eléctrico. Independientemente de esta mención, cuando en esas Tardes veamos llover, cuando el Señor Amor acuda, cuando Adoremos, cando no sea Nada Personal, cuando recordemos Cuánto yo te amé, para que fueras Mía, en ese tiempo que Parece que fue ayer que Contigo Aprendí, señor Manzanero, en cada letra, en cada nota, ahí estarás. Descansa en paz, en tu grandeza y en tu talento.

4.- El cinco de enero Morena registrará a los personajes de los que saldrán sus abanderados para buscar las diputaciones federales, tan importantes para consolidar el esfuerzo popular de las urnas, porque es ahí donde el presupuesto se disputa, y si se deja regresar a los conservadores, señores, lo que reste será de verdad, difícil, con escasas posibilidades de seguir con las obras y los programas sociales, y será el retorno de los que hundieron al país. Si cuando digo que la Patria está en peligro, es porque está en peligro ante los embates de los prianperredismofifís.

Lamentable el positivo de Covid de Citlalli Hernández, la brillante secretaria general de Morena, como de cada uno de los seres humanos que se contagian.

Tags:

  • Ignacio Cortés Morales, nacido en Cuernavaca, licenciado en educación, actor de teatro, 28 años de ejercicio periodístico en diversos medios de comunicación electrónicos y escritos, tanto en deportes como en política.

  • Mostrar Comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.