Muere Alan García, expresidente de Perú, tras dispararse para evitar arresto por caso Odebrecht

El expresidente de Perú, Alan García, murió luego de que esta mañana se disparara en la cabeza en su domicilio, momentos antes de ser detenido por orden de los fiscales del Equipo Especial Lava Jato, por presuntos delitos de corrupción vinculados al caso de la constructora brasileña Odebrecht.

La herida que el exmandatario presentaba en la cabeza mostraba entrada y salida del proyectil; además, los reportes médicos indicaron que al menos sufrió tres paros respiratorios antes de su deceso.

García, quien fue presidente de Perú durante dos periodos: 1985-1990 y 2006-2011, había calificado este martes de «especulación» su relación con presuntos sobornos recibidos por su exsecretario por parte de Odebrecht para la adjudicación de la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, que ascenderían a unos 20 millones de dólares, según la Contraloría General de Perú.

Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava, secretario presidencial bajo el gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, también estrecho colaborador del expresidente, ambos son señalados como sus prestanombres.

Tras las acusaciones, en noviembre de 2018, García solicitó al gobierno de Uruguay asilo político, el cual fue negado por el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez. En aquel entonces, el político peruano aseguraba que las investigaciones son el resultado de una persecución política y no de un proceso judicial independiente.

Esta no era la primera vez que García pedía asilo; en 1992, a finales de mayo, ingresó a la residencia del embajador de Colombia en el Perú para pedir asilo político, el cual le fue concedido el día 1 de junio por el Gobierno del presidente César Gaviria, luego de que Alberto Fujimori comenzara una persecución política contra sus detractores, específicamente a García se le acusaba de corrupción. A la postre Fujimori sería juzgado por delitos de lesa humanidad y García declarado inocente de las acusaciones.

Alan García, militante del partido de centroizquierda Alianza Popular Revolucionaria Americana, dejó una profunda crisis económica en su país durante su primer mandato (1985-1990) al intentar estatizar la banca privada como parte de su política para contener la inflación, la cual terminó por ser una hiperinflación del 397 por ciento mensual en 1990.

Sin embargo en 2006 volvió a ganar las elecciones contra su adversario Ollanta Humala, del Partido Nacionalista Peruano. En este segundo mandato, García se adaptó más a las políticas neoliberales del sistema internacional.

Tags:

  • Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón. Maestrante en Periodismo Político por la EPCSG. Estudiante de Relaciones Internacionales también en la FES Aragón. Columnista del diario El Día y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad Iberoamericana y de la Universidad Obrera de México. Ha publicado las novelas Peor es nada (Ed. Fridaura), Ella no sabía nada de Bakunin (Ed. Fridaura) y El amor no es suficiente (Ed. Endira).

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads