“No podemos continuar con un modelo de producción que está poniendo en riesgo la sobrevivencia de la especie humana”: Mario Hernández

En el marco del Día de la Tierra, celebrado el pasado 22 de abril, la organización “El Charco del Ingenio”, con sede en Guanajuato, realizó un video en el que reafirman su compromiso con el cuidado del medio ambiente así como la importancia de reflexionar ante esta “pausa inesperada” a la que nos obligó el Covid-19.

“Hoy, en el 2020, estamos conmemorando 50 años (del Día de la Tierra) y además en la coyuntura de la crisis ambiental en la que nos encontramos en todo el mundo, es sumamente importante empezar a replantear cuáles son las acciones concretas que estamos requiriendo en nuestro entorno próximo, ya sea en nuestro municipio, en nuestras casas, comunidad, estado o nivel internacional porque nos estamos enfrentando a una crisis ambiental que nos está llevando a la sexta extinción masiva”, señala en la grabación Mario Hernández, director de “El Charco del Ingenio”.

Localizado a unos minutos de San Miguel de Allende, “El Charco del Ingenio”, es un Jardín Botánico y una Reserva Natural extraordinaria. Posee una extensa colección de cactáceas y otras plantas suculentas de México, muchas de ellas raras, amenazadas o en peligro de extinción, como bien lo explican en su página oficial, https://www.elcharco.org.mx/.

Por su parte, José Vicón Esquivel, encargado de la Colección Científica del herbario de dicho jardín botánico, explica que para comprender lo que sucede en el ambiente debido a la pandemia del Covid-19, nos debemos remontar a los procesos que ha sufrido el Planeta en cuanto al cambio climático, debido a que eso afecta directamente a la salud de las personas y los animales. “Cada vez los seres humanos estamos más cerca de las poblaciones silvestres, ya sea de murciélagos, de aves, los cuáles sí pueden transmitir ciertas enfermedades para las que el ser humano no está listo en su sistema inmunológico para defenderse. Eso es parte de las modificaciones que hemos hecho a los ecosistemas y que están repercutiendo a la salud humana”.

En tanto, Mario Hernández señala que cada ecosistema tiene una estructura natural que está cumpliendo una función específica, por lo que se requiere mantener un equilibrio. “Es un servicio ecosistemico la capacidad de regular la temperatura, de inhibir el calor, pero también los árboles, las plantas son el alimento, o los sitios de anidación de una gran cantidad de polinizadores, es decir, aves, abejas, polillas e incluso, los murciélagos; muchas veces discriminamos a animales cómo los murciélagos que cumplen una función importante de polinización.

Asimismo, Hernández resaltó la importancia del paisaje como servicio ambiental para la salud espiritual y psicológica de los seres humanos. “Hemos sido la especie humana quienes hemos alterado los espacios naturales y hoy ante esta emergencia mundial ante la posible sexta extinción masiva, necesitamos replantearnos dónde debamos hacer los cambios, qué políticas públicas necesitamos enfatizar y hasta dónde disminuir nuestra demanda de insumos por una cuestión de avaricia, de querer acumular”.

En tanto, el propio director de “El Charco del Ingenio” reiteró que, como sociedad, debemos reflexionar sobre el actual modelo de producción donde la acumulación sea un referente de poder. “No podemos continuar con un pensamiento enfermizo, patológico que está poniendo en riesgo la sobrevivencia de la especie humana”.

“Ante una situación económica como la que actualmente vivimos estamos desprotegidos, porque todos dependíamos de que alguien trajera desde muy lejos, cosas, servicios, para nuestro beneficios. Hoy te vemos que reducir nuestra demanda”, y pidió reconocer a esas personas que producen insumos elementales para el desarrollo de las comunidades, sobre todo los campesinos enfocados a trabajar alimentos como el maíz, el frijol, las hortalizas y todos nuestros productos con arraigos culturales.

El 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, una efeméride oficial proclamada por las Naciones Unidas en 2009. Aunque se celebra desde el año 1970 a partir de movimientos en los Estados Unidos con el objetivo de concienciar a la humanidad sobre los problemas generados por la superpoblación, la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales.

Tags:

  • Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón. Maestrante en Periodismo Político por la EPCSG. Pasante de Relaciones Internacionales también en la FES Aragón. Columnista del diario El Día y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad Iberoamericana y de la Universidad Obrera de México. Ha publicado las novelas Peor es nada (Ed. Fridaura), Ella no sabía nada de Bakunin (Ed. Fridaura) y El amor no es suficiente (Ed. Endira).

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads