COPRED denuncia condiciones precarias a las que son sometidas personas trabajadoras del hogar

El día de ayer, lunes 26 de noviembre, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), lanzó un comunicado en el que reclaman la protección y garantía de los derechos de las personas trabajadoras del hogar.

Después de haber conmemorado el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el pasado 25 de noviembre, se llevó a cabo el “Conversatorio Propuestas para Erradicar la Violencia Laboral y de Género en el Trabajo del Hogar” realizado por el COPRED en coordinación con el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO) y el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH).

En el conversatorio se expuso la importancia del reconocimiento del valor económico y social de la labor que realizan las y los trabajadores del hogar.

Geraldina González de la Vega, presidenta del COPRED, aseguró que “es muy importante abrir estos espacios de diálogo, ya que a través de ellos se visibiliza en mayor potencia la discriminación y violencia que sufren las trabajadoras del hogar”.

La precariedad en las que viven muchas personas trabajadoras del hogar las obliga a enfrentar jornadas de trabajo sin contratos por escrito y con sueldos precarios, además de no tener acceso a la seguridad social ni a los servicios de salud. Asimismo, es importante destacar que muchas de estas personas no tienen prestaciones, vacaciones o aguinaldo.

Pese a todo esto, el problema fundamental que atenta contra sus derechos se relaciona con la discriminación por condición social, edad y el nivel económico en el que viven.

De tal modo que, Alexandra Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), subrayó que la discriminación que se comete ante estas personas trabajadoras del hogar es la discriminación institucional más evidente que existe. Argumentó esto afirmando que más de un tercio de las 2.4 millones de personas dedicadas a esta labor son mujeres indígenas, 9 de cada 10 carecen de prestaciones sociales y cerca del 98% no tiene contrato laboral por escrito.

Igualmente, señaló que, si el Estado mexicano no reconoce los derechos laborales de las trabajadoras del hogar, más fácil será seguir ocultando este grave problema. Por lo que, reclamó la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo y la armonización de la legislación laboral con dicho convenio. De igual forma, destacó la urgencia de armonizar la legislación mexicana en materia laboral y de seguridad social.

Al respecto, Geraldina Gonzáles de la Vega, afirmó que el comunicado inspira a la defensa de los Derechos humanos y motiva a la reflexión para detener la violencia de las mujeres y niñas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.