¿Qué especies viven en el Mar de Cortés, donde Grupo México derramó 3 mil lts de ácido sulfúrico?

Notimex reportó que ayer una falla en las válvulas de las tuberías de Grupo México durante un proceso de trasvase en la Terminal Marítima de Guaymas, provocó el derrame de tres mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, cuando se realizaban pruebas para cargar un barco. Grupo México aseguró que está colaborando con las autoridades de la Semarnat para atender el problema. Sin embargo, este incidente ocurrió a casi cinco años de que Grupo México derramó 40 mil metros cúbicos de metales tóxicos al río Sonora, en la que fue la mayor catástrofe ambiental en la minería del país.

El portal Animal Político hizo una recopilación de las especies marinas que se verían afectadas por los 3 mil litros de ácido sulfúrico que la empresa, propiedad de Germán Larrea, derramó en el Mar de Cortés por una falla en sus válvulas.

Aunque poco después emitieron un comunicado asegurando que la situación se controló, el Mar de Cortés, declarado Patrimonio Natural Mundial de la humanidad de 2005, es una de las regiones más biodiversas de México y un bastión importante para el desarrollo de la investigación científica en el país, así como para idear estrategias para la preservación de las especies.

Si bien se trata principalmente de especies marinas, en el Mar de Cortés también habitan 56 especies de aves marinas, 26 de ellas migratorias y seis casi endémicas, así como 154 especies de aves terrestres de 30 familias. Además, es un punto de descanso para ballena gris, que arriba a sus costas para reproducirse y se trata de una de las especies afectada por la caza clandestina, la contaminación y los cambios climáticos.

Uno de los grupos identificados en el Mar de Cortés son los Nudibranquios, pequeños moluscos venenosos para sus depredadores pero inofensivos para los humanos. Es un orden de moluscos gasterópodos sin concha, de la infraclase de los opistobranquios, comúnmente llamados babosas de mar y son muy llamativos por sus colores y su forma de moverse. Aunque no tienen interés gastronómico, posee un atractivo turístico pues por la noche o la tarde, lámpara en mano, se les puede observar y fotografiar moviéndose bajo el agua.

En el Mar de Cortés, detalla Animal Político, también habitan 115 especies de reptiles, de un total de 864 de las que se tiene registro en México; de estas, 115 tienen interacción con las costas y las aguas del Mar de Cortés, mientras que 48 son endémicas. Es, pues, un importante sitio de refugio, apareamiento y ruta migratoria.

Asimismo, en dicho espacio megadiverso viven el 39% de los mamíferos marinos conocidos en el mundo y un tercio de los cetáceos. Uno de los más característicos es el tiburón ballena, pez emblemático por su afabilidad con los humanos y su papel como organismo trófico en la asimilación de fitoplancton. Se estima que habita la tierra desde hace 60 millones de años. Actualmente es una especie en peligro de extinción, protegida por la NOM-059-ECOL-2001.

También se encuentra la totoaba, conocida a su vez como corvina blanca o cabicucho, una especie en peligro de extinción por su pesca y venta ilegal. Desde abril del año 2015, México anunció un programa para el rescate y la conservación de la vaquita marina (la cual también deambula por la zona) y la totoaba.

Otra especie marina de interés turístico es la mariposa limón o barbero. Identificada como Johnrandallia nigrirostris, es la única del género Johnrandallia.

En cuanto a peces, también se puede encontrar en el Mar de Cortés la morena castaña, un organismo anguiliforme que viven entre las rocas y los arrecifes, sitios claves para acechar a sus presas. Y a estos se suma el Tigre o pargo pitero, muy llamativo por sus colores, que le sirven para camuflarse en el lecho marino.

Al respecto, sobre las plantas, cabe destacar que, de acuerdo con la Semarnat, el Mar de Cortés recrea con sus islas y costas el follaje de casi 700 especies de plantas vasculares, como los cactus columnares más altos del mundo, las biznagas y la planta medicinal Larrea Tridantata.

Finalmente, es el nicho de tres de las 13 colonias reconocidas de lobo marino de California (Zalophus californianus californianus), que se encuentran dentro de la Reserva de la Biosfera de Bahía de Los Ángeles, en las costas de las Islas de Ángel de la Guarda y Granito, según Animal Político.

Tags:

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads