De dos a ocho años de prisión para quien filtre fotos de las víctimas en la CDMX 

De dos a ocho años de prisión es la sanción a servidores públicos que filtren material audiovisual de víctimas de delitos propuesta por la fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy.

Esta iniciativa de reformar el Código Penal para castigar a quienes filtren información de algún caso surgió luego de la filtración de fotos del cuerpo de Ingrid Escamilla, víctima de feminicidio, que fueron publicadas en distintos medios de información.

Sobre éstos últimos Godoy hizo un llamado a trabajadores de los medios de comunicación para que no publiquen datos confidenciales o fotos de las víctimas que alteren el debido proceso, revictimicen o causen un daño a los familiares de las víctimas.

La reforma al artículo 294 contempla que serán sancionados quienes difundan, entreguen, revelen, publiquen, transmitan, expongan, remitan, distribuyan, videograben, audiograben, fotografíen, filmen, reproduzcan, comercialicen, oferten, intercambien o compartan imágenes, audios, videos o documentos del lugar de los hechos o del hallazgo, indicios, evidencias, objetos, instrumentos relacionados con el procedimiento penal o productos relacionados con un hecho.

Además, si se trata de material audiovisual de cadáveres o alguna de sus partes, detalles de la causa de muerte, lesiones o estado de salud, la pena podría incrementar hasta en una tercera parte y si las víctimas son mujeres, niñas o adolescentes el castigo podría aumentar la mitad de lo establecido.

“Como fiscal General de la Ciudad de México asumo la responsabilidad institucional que me corresponde por la filtración de estas imágenes. Nuestra obligación es estar cerca de las víctimas. Todas las personas servidoras públicas de esta Fiscalía debemos honrar este compromiso y estar a la altura de nuestro deber. Quienes traicionan la confianza y se apartan de esta responsabilidad no tiene lugar en esta institución”, aseguró.

Isabel Rosales, presidenta de la Mesa Directiva del Congreso explicó que el feminicidio de Ingrid da cuenta de hasta dónde llega el odio hacia las mujeres y expresó que la filtración de las fotos del cuerpo de la joven es indignante pues no merece ser recordada de la forma en que su agresor la dejó.

Respecto a filtraciones recordó que también sucedió con el multihomicidio de la Narvarte y el feminicidio de Lesvy Berlín dentro Ciudad Universitaria y dijo que ésta es una oportunidad para contribuir a cambiar esa narrativa.

Ads