Defensa de García Luna pide que testigos sean públicos; aseguran que su seguridad no estaría en riesgo

El abogado de Genaro García Luna envió a la corte de Brooklin un documento en el que señala que su cliente “no es ‘El Chapo’”  y que los testigos que se presenten sean públicos, esto debido a que los fiscales del Departamento de Justicia pidieron que sean protegidas sus identidades porque temen que el exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón Hinojosa o sus asociados puedan atentar contra sus vidas.

En el documento difundido por el periodista Keegan Hamilton, de Vice News y replicado por personajes como Dolía Estévez, el despacho que representa a García una rechaza la propuesta de la Fiscalía de proteger la identidad de los testigos que declararán en contra del exsecretario de Seguridad.

“El señor García Luna no es El Chapo, el señor García Luna no representa ningún riesgo para la seguridad de ningún testigo”, explicó el abogado Cesar de Castro al juez, que, paradójicamente, sentenció al líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán en 2019.

“Sin embargo, los intentos del gobierno de equiparar las preocupaciones de seguridad presentes en el caso Guzmán Loera con las supuestas preocupaciones en este caso no puede ser compatibles”, insistió más adelante.

Explicó que, para darle la razón basta comparar los cargos que enfrenta García Luna contra los que enfrentó El Chapo Guzmán. Luego de que el ex encargado de la seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, en comparación a los del narcotraficante, no incluyen un acciones de violencia.

En cambio, los cargos contra Guzmán Loera, alegan que él y sus cómplices dirigieron y ordenaron “cientos de actos de violencia que incluyen asesinatos, agresiones, secuestros, asesinatos y actos de tortura”.

El defensor de oficio que lleva el caso de el ex secretario de Seguridad Pública acusado en una corte de Nueva York de pertenecer a la estructura del cártel de Sinaloa, desestimó los argumentos de la fiscalía sobre que, difundir dicha información de testigos potenciales pondría en riesgo a los mismos que, se espera incriminen a García Luna con su declaración en el juicio que se llevará en su contra el próximo año.

“…puede mejorar por completo tales preocupaciones con medidas menos restrictivas que no perjudicarán sustancialmente los derechos del debido proceso del señor García Luna”.

De Castro subrayó que, desde su perspectiva, García Luna en este momento no lidia sólo con el prejuicio que conlleva la divulgación diferida de evidencia que, además, implica que esta le sea revelada unos cuantos días antes de que se siente en el banquillo de los acusados, sino que, también está experimentando actualmente otro prejuicio “como preso obligado a prepararse para (un) juicio durante una pandemia mundial mortal”.

Además, el litigante expuso que los argumentos de parte de la fiscalía para que se clasifiquen estas pruebas no incluyen acusaciones comparables o cualquier tipo de evidencia de violencia o intimidación hacia testigos realizada o dirigida por García Luna en el pasado.

Por último, la defensa alegó que las únicas comunicaciones que ha tenido García Luna durante su detención, que ya ha durado más de un año, han sido con su familia y seres queridos, así como con sus abogados.

“Estamos seguros de que ninguna de sus comunicaciones dará lugar a la conclusión de que García Luna representa cualquier tipo de amenaza a la seguridad de los testigos o de cualquier otra persona”, insistió en el texto.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Mostrar Comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.