“Decidimos no publicar algunos números de camas disponibles”: Secretario de Salud en Querétaro, “quisimos dejar las camas para las queretanas y los queretanos”, se justifica

El Gobierno de Querétaro ha estado ocultando información con relación a las camas disponibles que hay en hospitales destinados para atender casos de coronavirus, justificando la decisión tras notar un incremento de las cifras en Ciudad de México y el Estado de México.

Esto se dio a conocer tras una reunión virtual el pasado 13 de junio, en donde estuvieron presentes representantes tanto de la iniciativa privada como de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), y en la que el secretario de Salud estatal, Julio César Argüello admitió que se decidió no publicar algunos números de camas, esto según para dejar el espacio a las personas de la entidad que lo llegarán a necesitar.

“Otro punto importante es que hace cuatro o cinco semanas, en el sentido de que comenzó a subir mucho (casos positivos) en la Ciudad de México y el Estado de México el número de pacientes hospitalizados, decidimos no publicar algunos números de camas”, detalló.

Además agregó “pensando en que nos iban a traer pacientes aquí al estado, (con referencia a la decisión). Quisimos dejar las camas para las queretanas y los queretanos que lo pudieran requerir”, admitió el secretario.

Asimismo, de acuerdo con los mecanismos para determinar los semáforos epidemiológicos de cada entidad, uno de los indicadores es el monitoreo de los lugares disponibles en los hospitales a través de la Red IRAG, desde hace dos semanas existían inconsistencias en los niveles de contagio que dictó la federación y el del propio Estado.

Ante esto, la directora de Servicios de Salud, Martina Pérez Rendón, reconoció que sí había una diferencia en el número de camas reportadas por parte de Querétaro a la Red IRAG, y las que aparecían en el reporte vespertino de la federación.

Sin embargo, la semana pasada aseguró que los datos se estaban corrigiendo y consecuencia de ello fue que el viernes 26 de junio se determinó que el estado de Querétaro pasaría a color naranja en el semáforo epidemiológico.

De acuerdo al Código Penal Federal, esta acción constituye un delito de ejercicio ilícito del servicio público previsto en el artículo 214, fracción V, el cual refiere: “Por sí o por interpósita persona, cuando legalmente le sean requeridos, rinda informes en los que manifieste hechos o circunstancias falsos o niegue la verdad en todo o en parte de los mismos… Al infractor se le impondrán de dos a siete años de prisión y de treinta a ciento cincuenta días de multa”.

Además, no es la primera vez que el secretario de Salud Ramírez Argüello, comete un error que causa indignación a la ciudadanía, pues en agosto de 2019, afirmó que las que las personas homosexuales no eran candidatas para donar sangre, pues supuestamente existía un mayor riesgo de contagio de enfermedades, y aunque al momento no tenía reportes de ello, la acción representaba “una medida de prevención” para los que recibían la transfusión sanguínea.

“No es discriminatorio, es por seguridad. Si yo te digo: ¿Sabes qué? Esta sangre es de un paciente que donó y es homosexual ¿Te la pondrías? ¿Quién dice que si? Y respeto, eh”, argumentó en su momento el funcionario estatal Ramírez Argüello, que a la fecha continúa en el puesto y ahora está al frente de la estrategia de salud del Estado de Querétaro en el combate del Covid-19.

Tags:

  • Somos un medio independiente comprometido con la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía mexicana.

  • Show Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads